26 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La CIJ carece de competencia para conocer la demanda de Nicaragua sobre la plataforma continental

5 de octubre de 2015
5 de octubre de 2015

La Haya, (oct. 5/15). El equipo de defensa de Colombia en los casos interpuestos por Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia tomó la palabra hoy en el primer día de audiencias preliminares para plantear ante los jueces, que la Corte carece de competencia para conocer la demanda nicaragüense por la plataforma continental extendida.

Mediante las intervenciones del coagente, Manuel José Cepeda y el grupo de abogados asesores, Colombia dejó claros los puntos en los que basa su posición:

1.El coagente Cepeda abrió las audiencias con un resumen de los argumentos colombianos a ser expuestos durante esta semana y los cuales ya habían sido presentados de manera escrita en agosto de 2014. Después de recordar el dolor causado por ciertos aspectos del Fallo de 2012, entre los colombianos y en especial en los miembros de la comunidad raizal, resaltó la tradición jurídica centenaria de Colombia. Le solicitó  a la Corte que le exigiera a Nicaragua respeto por las reglas que rigen la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia y se negara a otorgarle a Nicaragua el tratamiento privilegiado que ella está solicitando, consistente en re-litigar su pretensión de plataforma extendida más allá de las 200 millas de su costa, petición que expresamente le fue negada en el fallo de 2012. Enfatizó que la decisión adoptada en ese fallo no dejó nada pendiente por delimitar.

2.A continuación, Sir Michael Wood sustentó que gracias a la denuncia colombiana del Pacto de Bogotá, la cual se hizo con efecto inmediato el 27 de noviembre de 2012, Nicaragua no podía presentar ante la Corte una nueva demanda después de esa fecha.

3.Por su parte, el profesor Matthias Herdegen, expuso que la Corte no tiene una “competencia continuada” que haya sobrevivido al fallo de 2012, tal y como lo alega Nicaragua. Dicha tesis, explicó, no tiene base ni en la jurisprudencia ni en el Estatuto de la Corte.

4.Para explicar la objeción de “Cosa Juzgada” intervinieron dos de los abogados de Colombia.

Primero habló Rodman Bundy quien hizo un recuento del primer caso contra Colombia. Su argumentación giró en torno a que las peticiones que ahora vuelve a presentar Nicaragua, son iguales a las del caso juzgado entre 2001 y 2012. La solicitud nicaragüense de una plataforma continental extendida ya fue desestimada en el fallo de 2012.

Prosiguió el profesor Michael Reisman quien desarrolló demostró que se cumplen los requisitos para que la Corte declare que la cosa ya fue juzgada en 2012 (res judicata). Punto por punto probó que las cuales las actuales pretensiones Nicaragüenses ya fueron analizadas por la Corte, y decididas por completo en el fallo del 19 de noviembre de 2012. El principio de “cosa juzgada” impide que Colombia sea demandada por Nicaragua para pedir lo mismo, una y otra vez.

5.Luego retomó la palabra el abogado Rodman Bundy para explicar que la demanda nicaragüense realmente es un intento encubierto por solicitar una revisión o apelación del fallo del 2012, lo cual es contrario a los estatutos de la Corte.

6.Finalmente, Tullio Treves expuso que la demanda de Nicaragua tampoco es admisible por cuanto la Comisión de Límites de Naciones Unidas no ha emitido la recomendación exigida para estos casos, debido a que Nicaragua omitió cumplir oportunamente sus obligaciones.

El primer día de esta semana de audiencias preliminares en La Haya concluyó con la total exposición de motivos que demuestran que la Corte no es competente, que la demanda no es admisible y por lo tanto acoja las objeciones preliminares de Colombia y se abstenga de continuar con el proceso.

Mañana en las audiencias Nicaragua tendrá el turno para presentar sus argumentos frente a los planteamientos hechos hoy por Colombia.