29 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo que va de Yalta a Quito

21 de septiembre de 2015
Por William Calderón Zuluaga
Por William Calderón Zuluaga
21 de septiembre de 2015

LA BARCA DE CALDERÓN

Por William Calderón Z.

william calderonPretendiendo emular a los verdaderos próceres Bolívar, Miranda y San Martin, buscando revivir la historia, este lunes 21 de septiembre de 2015, a partir de las dos de la tarde, se reúnen en Quito, Ecuador, los camaradas Maduro, Juampa y Correa.

QUE SOMOS LA CAUSA DE TODOS LOS MALES

Maduro ya se anticipó con una verborrea de declaraciones que comprometen a Colombia, responsabilizándonos de todos los males que sufre Venezuela, porque de Colombia (según el sátrapa venezolano), llegan al país bolivariano todos los males habidos y por haber en materia de narcotráfico, paramilitarismo y contrabando.

En Quito, Maburro le rebuznará a su camarada Juampa  por los problemas que padece su país. Mejor dicho, hoy el dictador le meterá los dedos en la boca a su nuevo peor amigo,  en trance de Premio Nobel.

JUAMPA NO DICE NI PIO

Mientras tanto, el camarada presidente Juampa no indaga por el Cartel del Sol, ni por las permanentes incursiones de la tropa venezolana a nuestra frontera, ni por el permanente asedio aéreo, ni por el vil asesinato de los indígenas en la guajira, tampoco le preguntará por la protección a sus camaradas los narcomandantes Timochenko, Márquez y sus muchachos refugiados en Venezuela, ni por los campamentos que denunció en su momento, ante la OEA, el desterrado ex embajador Luis Alfonso Hoyos y tampoco preguntará   por la suerte de Walid Makled.

ANGUSTIAS ELECTORALES

Estos dos colosos del vecindario (Juampa y Maduro), ambos en angustias preelectorales, buscando eludir la realidad nacional, en «el paraíso de la libertad de prensa» que orienta el opresor Correa del Sur, lugar en donde ahora se refugian los camaradas del ELN -los mayores depredadores de la naturaleza- quienes también calientan motores para dar inicio a otra farsa electoral por la «paz» llegarán hoy a Quito, buscando emular al “padrecito”  José Stalin, cuando ante los ojos de Winston Churchil «Agarró a Franklin del ano Roosevelt y se le quedó con la torta».

Nosotros preguntamos: ¿Entonces, Maduro y Correa de dónde agarraran a Juampa?

¡Averíguelo, si es tan guapo!