28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hombre de 63 años muere después de cinco horas de espera para ser atendido en Hospital San Ignacio

26 de septiembre de 2015
26 de septiembre de 2015

BOGOTA, 26 de Septiembre_ RAM_  Un hombre de 63 años adscrito a la EPS Famisanar, falleció después de esperar más de cinco horas en ser atendido en la sala de urgencias del Hospital San Ignacio de Bogotá. Cuando la enfermera llamó al paciente para ser atendido, los médicos forenses hacían el levantamiento de su cadáver.

Según el relato de la esposa de la víctima identificada como Sendi Vera, al hombre le dio un fuerte dolor abdominal en horas de la tarde del jueves; primero fueron a la Clínica Colsubsidio donde no lo atendieron, luego a la Clínica Marly donde tampoco le prestaron atención, finalmente llegaron al Hospital San Ignacio después de las 5 de la tarde, en donde lo dejaron dentro del selecto grupo de la sala de urgencias, haciendo fila para ser atendido.

“Le dio un fuerte dolor abdominal, va un médico particular y dijo: ‘es mejor que lo lleven a urgencias’. En el Hospital San Ignacio lo valoraron con un triaje, él seguía con su dolor y lo dejaron esperando. Gritaba de dolor y alrededor de las 10:00 de la noche de desmaya en la entrada”, dijo.

“Rogábamos para que lo atendieran porque el dolor era muy fuerte pero no se logró la atención y el hombre falleció” dijo la mujer.

“Esperamos y esperamos, no lo llamaban, hay muchos testigos hasta un agente de policía que estaba ahí, él estaba que se doblaba del dolor, gritaba que por favor lo atendieran, yo dije que pagaba un médico particularmente pero que por favor lo atendieran de inmediato pero me respondieron: no tranquila que es que así son las cosas, esos son los canales que nosotros utilizamos”, contó la esposa de la víctima.

Julio César Castellanos, director del Hospital San Ignacio, dijo que no hubo negligencia porque en el momento en que entró el paciente había más de 150 personas en urgencias y porque la primera valoración indicó que el caso “no implicaba gravedad”.

“La tensión estaba en límite superior normal. Tenía una buena frecuencia y una buena facturación de oxígeno y por eso se le coloca como triaje 3”, explicó.

El médico afirma que no fue un caso de negligencia, pues según él “esa calificación (de negligencia) la debe emitir un juez luego de revisar el caso. Entiendo que es un hecho doloroso, pero no puedo aceptar una calificación o un juicio de valor sobre una situación sobre la que vamos a responder ante las autoridades”, puntualizó.

Según la señora Herlinda Santana, lo más paradójico y triste de esta historia es que cuando los forenses estaban haciendo el levantamiento del cuerpo de esta persona una enfermera salió y dijo el nombre de la víctima para que entrara a ser atendida pero ya era demasiado tarde.

El cuerpo del hombre fue trasladado a Medicina Legal donde se tratará de establecer a ciencia cierta y cuáles fueron las causas de su muerte.