27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Ruiz expulsaría magma y piedras en una eventual erupción

13 de septiembre de 2015
13 de septiembre de 2015

Crédito: www2.sgc.gov.co

MANIZALES, 13 de septiembre de 2015. Ante una eventual erupción, el volcán expulsaría magma, pero este no va más allá de su contorno, también arrojaría piedras que pueden caer en un perímetro de 7 kilómetros, lo cual no afectaría a Manizales que se encuentra a 38 kilómetros.

Esta declaración corresponde a la directora del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales, Gloria Patricia Cortés, durante un encuentro con el alcalde de la ciudad, Jorge Eduardo Rojas, y los medios de comunicación.

Cortés fue más allá y dijo que al salir el magma, éste calienta el entorno y generaría deshielo, por lo cual aumentaría el caudal de los ríos adyacentes y podría ocasionar avalanchas por arrastre de material. No obstante, no hay probabilidad de que una avalancha llegue a Manizales, pero estarían en riesgo zonas aledañas al Río Chinchiná y la Quebrada Manizales sobre el Sector de La Manuela.

Inicialmente, la funcionaria aclaró que los niveles de evolución para volcanes activos los determina el comportamiento mismo del cráter, y las alertas solo las pueden emitir las autoridades municipales, de acuerdo a los cambios que el nivel de actividad registre. La actividad amarilla indica inestabilidad cuando el volcán muestra cambios en su comportamiento, en ese estado puede permanecer días, meses o incluso años. En este nivel permanece el volcán desde hace 10 meses.

Cuando hay mayor inestabilidad la actividad puede pasar a color naranja que indica probabilidad de erupción y posteriormente a rojo que significa erupción inminente o en curso.

Es importante afirmar que en recientes momentos el edificio volcánico ha mostrado capacidades energéticas y tremores asociados a emisión de ceniza similares a los que se registró previo a la erupción de 1985. Sin embargo, este comportamiento se ha dado de manera itinerante, por lo que no se ha presentado la necesidad de cambiar el nivel a naranja.

Por tratarse de un fenómeno de la naturaleza no se puede precisar en qué momento ocurrirá una erupción. Según estudios de expertos vulcanólogos, es factible que la actividad se calme aunque es poco probable. Otra opción es que la entidad geológica siga registrando el mismo ritmo y así pase mucho tiempo, pero también es posible que acelere su actividad y haga explosión.

Para evitar un siniestro en la zona rural del Municipio, las autoridades tienen verificados todos los protocolos pertinentes, las alarmas están funcionando y en perfecto estado; hay aproximadamente 100 familias que se verían comprometidas y ya están debidamente censadas, se han realizado pruebas de reacción pues estas personas abandonarían las viviendas con el acompañamiento de efectivos de la Policía Nacional.

En caso de presentarse un sismo vulcano-tectónico los expertos han asegurado que no superaría los cinco puntos en la escala Richter, se prevee que no desataría desastres en la ciudad y para el caso Manizales está preparada en capacidad de reacción y sismo resistencia.

El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales monitorea todo el tiempo la actividad, como si se tratara de un electrocardiograma del vocal. Hay cámaras web instaladas en la zona para inspección permamente.

Se recuerda a la ciudadanía que los canales oficiales para difundir la información relacionada con el comportamiento del volcán, exclusivamente son el Observatorio y Alcaldía de Manizales, se recomienda hacer caso omiso a información procedente de otras fuentes para evitar imprecisiones en el proceso comunicativo.