22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aumenta “la propaganda negra”

17 de septiembre de 2015
17 de septiembre de 2015

mano negraEn esta campaña política, en Caldas comenzó hace varios días y va en aumento “la propaganda negra”, utilizada por los cercanos de un candidato en contra de otros o del rival más próximo. Esta modalidad, que en pasados comicios se hacía por medio de panfletos o volantes anónimos que rodaban por las calles, y eran fotocopiados para repartirse de café en café, ahora se ha sofisticado por cuanto los panfletarios utilizan las redes sociales, llámese Facebook, los emails, Whatsapp, entre otros.

Las víctimas

En esta ocasión las víctimas de «los panfletos virtuales» vienen siendo, por ahora, Guido Echeverri, Luis Roberto Rivas y Octavio Cardona. Por medio de fotomontajes, pequeños videos, o dibujos y fotos con mensajes alusivos a hechos de los candidatos en contienda, cuando fueron funcionarios, les sacan a relucir sus pecados. Por deducción y descarte, hay sospechosos de quienes pueden ser los autores intelectuales de tales pasquines.

Vuelve Uribe

Para impulsar a Carlos Uriel Naranjo, de quien dicen, no despega su candidatura a la Gobernación, para el próximo fin de semana se ha programado otra gira del senador del Centro Democrático Alvaro Uribe Vélez. Hace 15 días estuvo por el occidente, en Viterbo y Anserma, entre otros, y ahora vuelve a Caldas, pero al oriente. El sábado 19 de septiembre, visitará La Dorada. El domingo 20 del mismo mes, recorrerá Victoria, Marquetalia, Pensilvania y Manzanares. En esa gira, por supuesto, estará Carlos Uriel Naranjo, y directivos de su campaña. A principios de octubre, Uribe vendrá a Manizales, y recorrera también Aranzazu, Salamina, Pácora y Aguadas.

No los promueve

Los uribistas de Caldas se quejan de que su jefe no los promueve y que en sus giras por el departamento se dedica a fustigar al dictadorzuelo de Venezuela, Nicolás Maduro, asunto del que ya están hasta el “bozo”. En su reciente correría por el occidente de Caldas, por ejemplo, fue muy poco lo que dijo del candidato a la gobernación, Carlos Uriel Naranjo, y nada de los aspirantes a asamblea y concejos del Centro Democrático. En estas condiciones, las visitas de Uribe se están volviendo sosas y no responden a las expectativas de sus seguidores .

Falta de agresividad

El miércoles hubo una reunión de líderes yepistas con su jefe Omar. Política con pimienta supo que le expresaron preocupación por la falta de agresividad de la campaña del candidato a la gobernación de Caldas, Carlos Uriel Naranjo. Algunos de ellos le notificaron al jefe pluma blanca que no irán más con Naranjo. Le critican sobre todo la falta de músculo financiero y la ofensiva publicitaria que es muy pobre frente a la de sus contendores Guido Echeverri y Jorge Hernán Mesa.

Rebelión yepista

Como si lo anterior fuera poco, varios fenómenos se vienen presentando en la agrupación política que comanda Omar Yepes Alzate. Se le están retirando los líderes de los municipios que en masa se están apuntando a Guido Echeverri que lo ven como vencedor. Es el caso de Chinchiná, Aranzazu, La Merced, Aguadas y Manzanares.

Apoyo liberal a Adriana Gutiérrez

La candidata a la alcaldía de Manizales por el Centro Democrático, Adriana Gutiérrez, agradeció públicamente el respaldo que le están dando varios jefes liberales. Destacó sobre todo al ex congresista Julio Restrepo, Leonel Salgado y Guillermo suárez.

Se va la ministra de Transporte?

Suenan campanazos de despedida a la ministra de Transporte, Natalia Abello. Dicen que el vicepresidente Germán Vargas Lleras no la puede ver ni pintada. Tiene los días contados, dijo una fuente a Política con pimienta. «Ni el vicepresidente Germán Vargas Lleras está satisfecho con su estilo gerencial ni ella se soporta más a su jefe directo», contó el periodista José Manuel Acevedo de RCN la Radio.

Los «desprendidos» congresistas caldenses

Seguramente que los congresistas caldenses, que son tan «patriotas y desprendidos», apoyarán la reforma constitucional impulsada por la representante Angélica Lozano para que el salario de los congresistas se disminuya de 41 a 30 salarios mínimos mensuales que ya fue radicada en el Congreso. Es una oportunidad que tienen para que se reivindiquen con sus electores, muchos de ellos decepcionados porque sus propuestas se convirtieron en promesas de puta en semana santa. Un salario de 26 millones de pesos, que es lo que recibe cada congresista mensualmente, es una exageración y una inequidad frente a los incrementos de hambre que les autoriza anualmente el gobierno a los trabajadores colombianos.