17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A la cárcel cinco presuntos responsables de ataque a futbolista uruguayo

21 de septiembre de 2015
21 de septiembre de 2015

CALI, 21 de septiembre de 2015. Con medida de aseguramiento intramuros fueron cobijados cinco personas, señaladas de su presunta participación en el ataque del que fuera víctima el futbolista uruguayo, Washington Alexis Viera Barreto y otras seis personas, durante hurtos bajo la modalidad de fleteo en Santiago de Cali (Valle del Cauca).

Así lo determinó el Juzgado 25 Penal Municipal, con funciones de control de garantías, al acoger la petición de la Fiscalía General de la Nación.

Los hechos materia de investigación, coordinados por una fiscalía especializada, con apoyo de la Sijin, están relacionados con la existencia de una banda de fleteros que delinque desde el año 2013, la cual habría cometido hurtos, homicidios y tentativas de homicidios, a personas que retiraban dinero en entidades bancarias de la capital vallecaucana.

Según la Fiscalía, uno de los casos ocurrió en noviembre de 2013, dejando como resultado el homicidio de Juan Manuel Rivera Mejía. Asimismo, el hecho ocurrido el 25 de agosto último, en el que fue atacado y herido de gravedad el futbolista Viera Barreto.

Miembros de la Policía Judicial Sijin capturaron el fin de semana último, durante diligencias de allanamiento y registro, a Freddy Hernán Torrres Rada, alias Freddy; Néstor Adolfo Torres Gutiérrez, alias Néstor; Michael Stiven Posso Quiñónez, alias Michel; Anderson Lozano Quiñónez, alias Anchito y Luis Javier Vargas López, alias el Flaco.

Los antes relacionados eran solicitados con orden judicial, emanada por un juez de control de garantías, previa solicitud del fiscal del caso.

En las audiencias preliminares, el juez legalizó los allanamientos y las capturas. La Fiscalía formuló cargos por los delitos de homicidio agravado, homicidio en grado de tentativa, concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego de defensa personal.

Por determinación del juez, los cinco procesados, quienes no aceptaron cargos, deben cumplir la medida de aseguramiento en un establecimiento carcelario.