12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Vegetación, clave para proteger vías y otras obras

12 de agosto de 2015
12 de agosto de 2015

Manizales, 12 de agosto de 2015.  Impulsar con mayor fuerza el uso de la vegetación para evitar la inestabilidad en laderas y taludes en las vías del país sería una alternativa para proteger los nuevos proyectos de infraestructura.

Teniendo en cuenta que el Gobierno invertirá en los próximos años cerca de 50 billones de pesos en obras de infraestructura de cuarta generación (4G), la masificación de esta alternativa surge como herramienta preventiva ante las olas invernales que en el pasado han provocado grandes problemas.

Este es el planteamiento de Carlos Enrique Escobar Potes, ingeniero civil y profesor catedrático de la U.N. Sede Manizales, quien junto con otros profesionales ha desarrollado investigaciones relacionadas con la efectividad de diferentes técnicas de revegetalización para la recuperación y estabilización de taludes. Este tema fue compartido con los asistentes del pasado VIII Congreso Colombiano de Botánica, que se realizó en la Universidad de Caldas.

“Se está haciendo una inversión muy importante en infraestructura, pero la mayor preocupación es que cuando cae un invierno severo, las vías salen de circulación por muchos problemas de inestabilidad, entonces hay que hacer las vías más resilientes”, explicó el docente. Una de las estrategias planteadas es conseguir soluciones ecosistémicas que permitan mejor desempeño durante las épocas invernales, entre las cuales figuran el uso de la vegetación.

La conferencia trató sobre la recuperación, a través del uso de plantas nativas, de áreas degradadas por actividades de ingeniería, como vías o taludes, o por procesos graves de erosión en cauces y en laderas. Sin embargo, aún existe mucho desconocimiento sobre el tema en el país, por lo que el profesor ha adelantado estudios de identificación, al igual que de las especies más exitosas en este proceso y las técnicas más adecuadas para este fin.

“Desde 2002 hemos hecho varias investigaciones relacionadas con la siembra y el crecimiento de las plantas dependiendo de su raíz y de su follaje, la resistencia de las raíces, etc.”, añadió Escobar Potes.

En Europa hay institutos y eventos dedicados exclusivamente a esta temática, pero acá si bien tenemos una biodiversidad y condiciones ambientales muy favorables, no se ha abordado con la profundidad necesaria, afirmó el experto. Por tal razón, considera que la academia es la única que puede tomar acciones al respecto.

Ante la variedad de las características de los suelos, se necesita un estudio particular de cada área para determinar cuáles serían las especies más óptimas para esta labor de recuperación, pero en general se evalúa cómo las ramas y hojas cubren el suelo, controlando la temperatura y su humedad. También, si se debe escoger una planta con raíces profundas o superficiales, o que tenga una raíz principal o que esté compuesta por muchas fibras, etc.

“La vegetación juega un papel importante en la estabilidad física y en la protección ambiental. Cuando usted va a Medellín o Cali encuentra unos túneles de árboles que bajan el calor y de manera simultánea incrementan el tiempo de servicio del pavimento, porque no va sufrir unas temperaturas tan altas. Además hay captura de CO2, entonces se convierte en un corredor biológico”, expresó el académico.

Entre las ventajas de la implementación de estos sistemas en vías y laderas está su bajo costo, aunque advierte que se trata de soluciones preventivas.

“Cuando se requiere una medida correctiva se realiza una inversión de choque que es muy alta. Con la vegetación se busca que en el mediano y largo plazo se tengan unas condiciones mucho mejores”, finalizó el ingeniero Escobar Potes.

(Por:Fin /MDG/MLA/AV)
Agencia de Noticias U Nacional de Manizales