18 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

U. de Caldas premió ideas de emprendimiento

24 de agosto de 2015
24 de agosto de 2015

MANIZALES, 24 de agosto de 2015. En la Universidad de Caldas se realizó la premiación del segundo concurso de emprendimiento en los currículos U. de Caldas Emprende.

En la etapa final del evento se aprobaron 10 iniciativas de emprendimiento que se expusieron ante un jurado conformado por académicos y empresarios.

“Las iniciativas responden a la identificación de algún problema que haya planteado el estudiante al profesor, junto con una posible hipótesis de soluciones con un cliente y mirando el tema de ingreso”, manifestó Juan Felipe Vanegas Marín, Director de la Unidad de Emprendimiento de la Universidad de Caldas.

Los criterios de evaluación que tuvo el jurado para la selección de los tres proyectos ganadores fueron: tener un problema identificado, que cuenten con un producto mínimo viable, reconocer el usuario el cual posee el problema, la solución a la dificultad y contar con un modelo de negocio claro.

Metodología

La metodología del evento se enfocó en dar a conocer al equipo evaluador el plan de negocio y los resultados que se han tenido con la propuesta. Desde febrero hasta agosto del 2015 los participantes trabajaron en cada uno de los componentes de sus proyectos.

Las tres propuestas ganadores tendrán $1 millón 700 mil en premios, los cuales se repartirán entre los seleccionados. El primer puesto tendrá derecho a una beca para un diplomado que ofrece la Unidad de Emprendimiento de la U. de Caldas De Emprendedor a Empresario.

Una alternativa alimenticia

La estudiante de décimo semestre del programa de Biología de la Universidad de Caldas, Tatiana Cárdenas López, considera que su proyecto Insectos Como una Fuente de Alimento es una buena alternativa de negocio.

“Los insectos son una fuente de proteína que no se puede encontrar en otros alimentos, entonces mi proyecto usa los insectos que tiene más proteína para las personas”, manifestó Cárdenas. El proyecto tiene un modelo de producto que es harina de insectos, la cual funciona como un suplemento dietario para los humanos.

La estudiante de Biología trabajó durante ocho meses en su proyecto y según ella la idea ha tenido buenas críticas entre los alumnos y docentes que han conocido esta particular fuente de alimento.

Acompañamiento docente

El acompañamiento de los docentes en la etapa final del concurso ha sido de vital importancia para las estudiantes. “Es importante que los estudiantes se vinculen con el entorno real, con clientes potenciales, eso hace que ellos vean en la realidad las necesidades que hay en el entorno”, expresó el José Fernando Castellanos Galeano, ingeniero de sistemas de la U. de Caldas y miembro del programa de Cultura Emprendedora.