18 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Policías heridos en siniestro no presentan impactos de arma de fuego: Mindefensa

6 de agosto de 2015
6 de agosto de 2015

BOGOTA, 06 de Agosto de 2015 (RAM) Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa Nacional, extendió nuevamente un mensaje de solidaridad a las familias de los uniformados que fallecieron en el siniestro de un helicóptero Black Hawk de la Policía Nacional en Antioquia y agradeció la paciencia que han tenido que soportar en medio de la angustia y tristeza que deja el hecho.

El Ministro aseguró que los cuerpos de los policías llegan a Bogotá y explicó que debido al estado en el que se encuentran 14 de los cadáveres es necesario hacer pruebas de ADN y de placas dentales, para su identificación.

De igual manera insistió en que los dos policías heridos en el hecho –que continúan bajo atención médica especializada en Bogotá y Apartadó (Antioquia) – no presentan impactos de arma de fuego en sus cuerpos.

“Esta es una información que dimos anoche después de las respectivas placas de rayos x tomadas a los heridos y que han sido, por supuesto, basadas en declaraciones de los propios médicos, especialmente, del médico traumatólogo”, sostuvo este miércoles Villegas.

También se refirió a la situación de una menor de edad que, supuestamente, habría resultado herida como consecuencia del siniestro del helicóptero y explicó algunos detalles de una investigación hecha sobre el caso.

“Personalmente pedí que se investigara esta versión. Esto sucedió a más de 4 kilómetros en línea recta y en una topografía difícil, pues acceder de la zona del siniestro hasta donde estaba la niña con su papá toma por lo menos más de 4.000 metros en línea recta”, aseguró. “Es altamente improbable que las heridas que presenta sean causadas por el siniestro. Así y todo, la niña y su papá han sido acompañados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Policía Nacional”.

Finalmente, insistió en que el hecho del helicóptero es producto de “un choque tremendamente destructor de nuestra nave contra la ladera en donde estaban haciendo las operaciones y con una complicación sobre la maniobrabilidad de la aeronave por cuenta del mal tiempo”.