8 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Libertad del Fiscal para asignar o reasignar procesos, no está exenta de control judicial

20 de agosto de 2015
20 de agosto de 2015

BOGOTA, 20 de Agosto de 2015 (RAM) La Sección Segunda del Consejo de Estado, con ponencia del magistrado Gustavo Gómez Aranguren, explicó que esa libertad que le otorga la Constitución al Fiscal General en la asignación de procesos a otros fiscales debe ser controlada para garantizar la transparencia de la administración de justicia.

El pronunciamiento del Alto Tribunal fue hecho al anular una Resolución de septiembre de 2011, expedida por la entonces Fiscal General, para variar la asignación de una investigación.

“La liberalidad extrema en la asignación o reasignación de investigaciones penales a fiscales delegados, genera dos consecuencias graves para el carácter judicial de la Fiscalía General de la Nación: la mecanización irrazonable del investigador como un simple operador, a quien se lo ubica o remplaza por el mero arbitrio de una autoridad superior, y por consecuencia, la desaparición por completo de cualquier indicio de independencia y criterio propio de un servidor judicial, lo que evidentemente merma la transparencia en el compromiso y oponibilidad de una función judicial primordial del Estado”, indica la sentencia.

La demanda instaurada en contra de esa Resolución señalaba que en el 2011 se ordenó la reasignación de una investigación que adelantaba la Fiscalía por estafa, hurto agravado y falsedad. Dicho proceso se inició con la denuncia que fue presentada por el señor Manuel Rincón, esposo de la excongresista Lucero Cortés, en contra de quienes fueran sus socios en la desaparecida empresa Superview.

Según la demandante, dicho proceso fue reasignado sin que existieran razones objetivas calificables como excepcionales para adoptar esa decisión, lo cual la llevó a acudir al Consejo de Estado.

La Sección Segunda estudió el caso y encontró que antes de la reasignación del proceso un Fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia había señalado que no era conveniente cambiar el fiscal que venía conociendo el caso; sin embargo, se ordenó el cambio con los mismos argumentos que utilizó el Fiscal delegado para decir que no.