30 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Más de la mitad del PIB se destina para pagar deuda externa del país

30 de julio de 2015
30 de julio de 2015

BOGOTA, 30 de Julio de 2015 (RAM)  La Contraloría General de la República informó que la deuda del sector público va a seguir creciendo en 2015 y 2016 y podría alcanzar entre el 51,7% y el 53,5% del PIB respectivamente, según las proyecciones de la entidad, contenidas en el Informe sobre la Situación de la Deuda Pública correspondiente a la vigencia 2014.

De acuerdo al informe anual de la CGR sobre la Situación de la Deuda Pública (vigencia 2014), presentado a la Comisión Legal de Cuentas por el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, al cierre de 2014, el saldo nominal de la deuda del sector público alcanzó los $377,95 billones, equivalente al 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

Es importante resaltar que si bien el nivel de la deuda sobre el PIB aumentó en 2014, este no alcanza los niveles que tenía en la recesión económica de fines de los noventa y comienzos del milenio, cuando la relación deuda PIB se ubicó por encima del 60%.

Frente a 2013 el saldo nominal de 2014 representó un aumento de $62,91 billones o 5,6 puntos porcentuales del PIB.

El incremento de la deuda colombiana estuvo relacionado principalmente con un menor ingreso al esperado, producto de la caída en los precios del petróleo y una realización de ingresos tributarios también  inferior a la esperada.

Según la CGR, la coyuntura actual permite prever que la deuda continuará aumentando en 2015 ante la desaceleración económica y la revisión de las metas del déficit fiscal.

Estima también la Contraloría que Ecopetrol seguirá sintiendo el efecto de la disminución en los precios del petróleo, lo cual afectara sus ingresos, sus utilidades y las transferencias que pueda hacer al Gobierno Nacional.

De igual forma, la demora en la entrada en operación de la Refinería de Cartagena afectaría a Ecopetrol que deberá cubrir el servicio de endeudamiento de Reficar, por ser su garante.

Además, la empresa petrolera deberá determinar el desempeño de la deuda del sector minero, que ya concentra el 77% de la deuda de las entidades descentralizadas.

El caso de Ecopetrol es importante por el monto de utilidades que entrega al Gobierno Nacional Central: en 2014, generó dividendos para la nación por cerca de $10 billones.

Esta proyección se hizo teniendo en cuenta los vencimientos de la deuda para 2015 y 2016, el crecimiento económico y el superávit primario esperado por el Gobierno en el Marco Fiscal de Mediano Plazo 2015.

Deuda externa

En 2014, la devaluación afectó los saldos de deuda externa en $23,4 billones. Ante esa situación, la política de sustitución de deuda externa por deuda interna probó su efectividad al mitigar el impacto de los choques externos, consideró la CGR.

La variación de la deuda externa del Sector Público en términos del PIB alcanzó los 4,9 puntos porcentuales entre 2010 y 2014. El saldo de la deuda externa del sector público pasó de $98,23 billones a $139,13 billones entre 2013 y 2014, con un incremento nominal de $40,9 billones (41,6%), el mayor en los últimos cinco años, incluso en términos reales.

De igual forma, aumentó en dólares al alcanzar US$58.155 millones, alcanzando un máximo histórico para el país[1]. Como proporción del PIB, la deuda externa del sector público aumentó 4,6 puntos porcentuales en el último año, al pasar del 13,8% al 18,4% entre 2013 y 2014.

Deuda interna del sector público

La deuda interna del sector público alcanzó el monto más alto de la historia al situarse en $238,82 billones (31,6% del PIB) en pesos constantes de 2014, de los cuales $218,22 billones (28,9% del PIB) correspondieron al nivel nacional y $20,6 billones al nivel territorial (2,7% del PIB).

[1] La CGR registra solo la deuda externa pública de largo plazo; el Banco de la República lleva tanto la externa privada como la pública de corto y largo plazo, por sus efectos sobre la Balanza de Pagos. El total de la deuda externa alcanzó el 26,8% del PIB en 2014. Cabe señalar que la Nación es garante de última instancia de toda la deuda externa por las denominadas “Cláusulas Cruzadas” implícitas que obligan a los Estados a asumir la deuda externa privada en caso de moratoria de esta.