18 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Futuros problemas judiciales

31 de julio de 2015
31 de julio de 2015

Política con pimienta

guidoParece que los caldenses y sobre todo su clase dirigente, no le han dado la dimensión debida a los proyectos de gobernación que representan Guido Echeverri y Jorge Hernán Mesa. Muchos juristas piensan que en la práctica lo de Echeverri es una reelección porque implícitamente su período terminaría el 31 de diciembre de este año. Entonces los que saben de ley, en esta materia, afirman que no es viable legalmente elegir a Echeverri.

El caso Mesa

jorge mesaOtro es el caso de Jorge Hernán Mesa. Es cierto que fue absuelto, como en el caso parecido de Ferney Tapasco que el juzgado lo encontró inocente, pero el Tribunal lo halló culpable. Jamás queremos que esta sea la suerte de Mesa pero de pronto le puede ocurrir algo similar a lo de Tapasco.

Las casas para las empresas electorales

Parece que ningún candidato a la gobernación tiene definida la casa en donde va a estar el centro de su actividad política. Éstas deben ser grandes, amplias, que la gente pueda entrar y salir fácilmente. Ojalá que no tengan escaleras. Jamás que sea estrechas en donde no tengan cupo las personas que las visitan. Guido Echeverri la tuvo muy buena la vez pasada, lo mismo Julián Gutiérrez. Ahora no sabemos aún dónde la tendrá Mesa, nuevamente en dónde estará la de Echeverri y por último en dónde ocupará la suya Carlos Uriel Naranjo. Sabemos que la casa conservadora de Yepes le fue ofrecida. Pero, en plata blanca, allí no le llegarán los amigos de Adriana Gutiérrez. Además es muy estrecha y en ella estorba la presencia de un espartillo.

Cuentas abandonadas

El senador antioqueño de origen caldense, Mauricio Lizcano, ya le está poniendo el ojo a los saldos de cuentas abandonadas. La plenaria del Senado aprobó en segundo debate el proyecto de ley de su autoría que pretende utilizar los saldos de cuentas abandonadas por más de cuatro años y que se encuentran en establecimientos de crédito, para financiar proyectos de la Cuarta Generación (4G) de Concesiones Viales de Colombia.Estos recursos no son nada despreciables, pues ascienden a 1.2 millones de pesos, y los bancos los utilizan para realizar operaciones propias de su negocio, como la intermediación y la inversión. Si esta iniciativa se convierte en ley de la república, esperamos que no se cometan injusticias. Y lo decimos porque en Colombia todo es posible.

La inversión regional

Es de esperarse que el gobierno nacional no atropelle a la región colombiana en la discusión del proyecto de presupuesto para el año entrante. De hecho y como consecuencia de la crisis fiscal, derivada en parte por la caída de los precios del petróleo, el ministerio de Hacienda anunció una serie de medidas de austeridad. Ya lo advirtió el senador Jorge Enrique Robledo que el presupuesto de 2016 será menor que el de este año. En lo que al Eje Cafetero respecta, la clase dirigente debe estar pilas para que los recortes no afecten nuestros planes de desarrollo. Y si de pronto pierden los candidatos del presidente Santos a gobernación de Caldas y alcaldía de Manizales, presumiblemente el asunto se tornará espinoso.

Salpicada clara López?

La periodista Camila Zuluaga puso al exdirector de la Dian a decir cosas que nadie había dicho sobre su paso por la Secretaría de Hacienda de la Alcaldía de Bogotá. Planteó sobre la contratación en la administración de Samuel Moreno. Por sus afirmaciones la candidata Clara López dijo públicamente que él manejaba la plata en esa alcaldía. Juan Ricardo Ortega fue directo en su defensa: “Yo creo que toda la gente necesita alguien que distraiga la atención. Tal vez yo era el bobo útil que no iba a entender nada de lo que pasaba. Un bobo que les garantice la plata que necesitan para que se la puedan robar es útil; yo era ese y les daba credibilidad. Tengo suficiente juicio y un gran récord de ser una persona confiable. Llevo muchos años manejando muchísimo dinero y nunca se me ha desviado un centavo”.

Sobre el tema de las platas dijo: “Yo trabajaba en lo que hace la Secretaría de Hacienda, que no es manejar la plata del gasto, sino garantizar que haya plata para gastar. Muchas señoras me gritaban furiosas que por mi culpa se había conseguido la plata para que se la robaran. Yo no podía saber que la plata se la iban a robarUno presume de la buena fe y yo no tenía un elemento para saber que lo que pasó iba a pasar”.

Con relación a la actuación de Clara López (foto), dijo: – … “fui personalmente donde Clara a contarle cómo se estaban robando toda la plata en la salud. A lo largo de los tres años que estuve traté de entender cómo se podía arreglar ese tema en el que se veían cosas grotescas que, por razones que no me caben en la cabeza, no se han investigado… Ella me decía “qué horror, qué cosas tan graves”, y que como alcaldesa iba a hacer algo. Ella dice todo lo que uno espera que una persona seria y diligente diga”. Y afirma Ortega, que pese a las denuncias que él hizo sobre la corrupción en la salud, ella nombró a Héctor Zambrano. – “Fue una decisión gerencial de ella”.

Pero lo más grave parece ser lo del Fondo de Vigilancia. Juan Ricardo Ortega sugiere que en esa entidad se puede investigar más. Vean su afirmación:

“Porque era donde se hacían los contratos y se movía mucha plata. A mí me dicen que yo manejaba la plata y eso es ridículo. Yo no contrataba nada. La gran contratación se hace en otras entidades y una de las entidades gruesas para contratos es el Fondo de Vigilancia, de donde venía Liliana Pardo, directora del IDU. El Fondo de Vigilancia es una entidad que amerita que alguien la escudriñe un poquito más”. Y luego concluye que la Secretaría de Gobierno maneja cifras de dinero muy importantes y la más importante es la del Fondo de Vigilancia. Uno debe poder explicar las cosas de las que fue responsable, hay que ser coherente, y hay cosas de esos contratos que vale la pena entender”. El Reverbero de Juan Paz.