27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fiscalía interrogó a testigos por muerte de estudiante Luis Andrés Colmenares

8 de julio de 2015
8 de julio de 2015

BOGOTÁ, 8 de julio de 2015. Ante un juez de conocimiento de Bogotá, la Fiscalía General de la Nación interrogó a Oneida Escobar, madre del estudiante de ingeniería Industrial y economía de la Universidad de Los Andes, Luis Andrés Colmenares Escobar, hallado sin vida en la madrugada del 31 de octubre de 2010 al norte de la ciudad, al parecer por motivos pasionales.

En el juicio contra las presuntas responsables del homicidio Laura Moreno y Jessy Quintero, la señora Escobar afirmó al ente acusador, que días antes de los hechos, su hijo le comentó que estaba enamorado de una compañera de la universidad y aunque estaban saliendo estaba preocupado porque ella le había dicho que acababa de terminar una relación tormentosa con otro de los compañeros de la misma universidad.

“Le advertí que esa mujer lo estaba utilizando para provocarle celos a su exnovio y que no se fuera a meter en problemas”, agregó la señora Escobar al ser interrogada por el ente acusador.

Indicó además que los compañeros universitarios frecuentaban su casa pero que desde el mismo momento del infortunado episodio, dejaron de visitarla o de pasarle al teléfono, e incluso otros que estuvieron en la noche de los hechos, no volvieron aparecer ni si quiera para darle el sentido pésame, lo que para ella fue sospechoso.

Del mismo modo, rindió su versión como testigo la integrante del Cuerpo de Bomberos de la capital Clarena Montaño, quien como primera respondiente estuvo cerca a la procesada Laura Moreno al momento de ser encontrado el cuerpo de Colmenares.

Manifestó bajo la gravedad de juramento que Moreno habría fingido un desmayo, ya que al ser examinada mientras perdió el conocimiento, sus signos vitales y temperatura eran normales lo que no es normal en esta clase de situaciones.

Durante esta etapa procesal, la Fiscalía ha mostrado en juicio material fotográfico expedido por el Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el cual exhibe la clase y variedad de golpes recibidos y heridas provocadas por objetos contundentes a la víctima, diferentes a los que se encuentran en el canal de El Virrey como lo pretende demostrar la defensa.

Las procesadas permanecen a disposición de la administración de justicia mientras se resuelve su situación judicial.