4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

DE LOS VIVIDORES, LÍBRANOS SEÑOR

2 de julio de 2015

En cierta ocasión invitaron a la presentación de un programa que iba a adelantar una empresa privada para estimular el liderazgo y el emprendimiento en la ciudad en Pereirara. Con cierto horror se pudo observar cómo en la introducción se hacía alusión a un médico ortopedista al cual no visitaba ningún paciente. Entonces al médico en cuestión se le ocurrió la idea de ir a un parque y pintar una piedras redondas, de tal manera que semejaban unos balones. A los días siguientes su consultorio se vió lleno de niños que al patear las piedras, sufrieron enormes lesiones en sus pies.

A este tipo de acciones, Juan Luis Mejía las calificó como propias de “avispados”, como fenómeno recurrente dentro de la cultura paisa. Entonces, rayos y centellas se dejaron venir contra el Rector de la Universidad de Eafit, toda vez que el término “avispado” es definido por el RAE como “que es despierto”. Y claro, hay razón al desear que todos seamos despiertos y que además busquemos ventajas, ganancias en las transacciones comerciales.

Por tal razón, voy a utilizar el término “Vividor”, definido como “Que vive a expensas de los demas, buscando por malos medios lo que necesita o le conviene”.

Baste con observar por la televisión, cómo, una compañía de enorme prestigio en celulares presenta su propaganda haciendo alusión a que un trabajador fue sorprendido durmiendo en pleno trabajo por su jefe, cosa que se hubiera podido evitar si hubiera tenido un celular con un “whatsApp” incorporado, porque de esa manera un amigo le hubiera podido advertir sobre la presencia de su jefe.

Y otra propaganda en donde todos los empleados se encuentran realizando actividades diferentes a las de su oficio y cuando presienten la llegada del jefe, corren a una gran velocidad y se ubican en sus puestos, dando la sensación que se encontraban laborando normalmente.

Creo que ejemplos hay miles en donde finalmente se realizan acciones quebrantando las más elementales normas de respeto, de legalidad, de convivencia.

Pero diría que no es un problema exclusivo de los paisas. Es un problema generalizado en todo el país pero tampoco como para decir que se presenta en todas la latitudes. Hay países en donde la educación juega un papel fundamental en la formación de ciudadanos respetuosos de las normas y desde luego una fuerza pública que hace respetar el ordenamiento jurídico.

Quienes fuimos espectadores de algunos partidos de fútbol del campeonado que se desarrolla en Chile, también pudimos observar aquellas coductas “torcidas” de muchos jugadores con el fin de provocar al contendor para que responda de manera airada y sea expulsado. ¿Será que este tipo de espectáculo es educativo? No creemos: ellos lo que hacen es reforzar ese criterio de vividores al que hacemos alusión.

Comencemos por elegir como gobernantes a avispados pero no a vividores.