25 de abril de 2024

A que usted no sabe quién soy yo

26 de junio de 2015
26 de junio de 2015

el campanario

Astucia femenina:

Los griegos decían que las mujeres tenían algo que ellos no tenían y que ellos envidiaban: ¡ASTUCIA!

A una empleada de Atención al Cliente de Virgin Airlines en Sidney, se le tenía que haber dado un premio por ser tan astuta e inteligente, pero también por decirle las cosas claras a un cliente que probablemente tendría que haber viajado en la bodega con los equipajes.

AsÍ se generó el episodio

Un abarrotado vuelo de Virgin fue cancelado cuando el avión 767 de la compañía fue retirado por cuestiones de seguridad. Sólo había una empleada de Atención al Cliente que estaba intentado encontrar vuelos alternativos para todos los pasajeros.

De repente, un pasajero, muy molesto, se saltó la cola para ponerse delante del mostrador.

Con un golpe, depositó su billete en el mostrador y dijo: ¡Tengo que salir en el primer vuelo y tengo que ir en primera clase!

La empleada le contestó: ¡Lo siento mucho, señor! ¡Estaré encantada de ayudarle, pero antes tengo que ayudar a estos pasajeros, que estaban antes que usted, estoy segura que lo solucionaremos!

La sorpresa del usuario

El pasajero, todavía más molesto, le gritó: ¿Usted no sabe quién soy yo?

A lo que la empleada, sin pensarlo, tomó el micrófono y anunció: ¡Atención por favor! Su voz se escuchó por toda la terminal: «Tenemos un pasajero en el mostrador número 14 que no sabe quién es.  Si alguien lo sabe, por favor venga a  ayudarlo, él está  en el mostrador número 14»

Todos los otros pasajeros detrás de él, se morían de la risa.

El pasajero  miró a la empleada y le dijo: «Anda a que te coman»

A lo que ella le contestó: ¡Lo siento señor, pero para eso también hay que hacer cola!

UNAS SABIAS REFLEXIONES

¡De cualquier cosa que le des a una mujer, ella hará algo fabuloso!

¡Dale un espermatozoide y ella te dará un hijo…!

¡Dale una casa y ella te dará un hogar…!

¡Dale alimentos y ella te dará una exquisita comida…!

¡Dale una sonrisa y ella te dará su corazón…!

¡Ella multiplica y engrandece todo lo que le des…!

Así que, si le das problemas… ¡Prepárate!

Una herejía de sobremesa

En la época del culto a la salud, al cuerpo, a la belleza, a los refrescos light y a la dieta mediterránea, fumarse un cigarrillo después de una comida compuesta por lechuga, tomates, zanahoria, espárragos, pechuga de pollo asada y fruta fresca, es algo así como una herejía. (Cristian Peri Rossi, escritora uruguaya).