12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Senador propone edad de 21 años para tomar trago

14 de mayo de 2015
14 de mayo de 2015

Tras el debate desarrollado en la Comisión Primera del Senado, en el que se expusieron los datos que muestran a Colombia como un país que ha pasado de gran productor de alcaloides, a gran consumidor de marihuana y licor, el senador ANDRADE expuso los tres pilares de lo que deben ser medidas de fondo para combatir estos males que aquejan cada vez más a la sociedad:

Aumentar por lo menos en un 50% los impuestos al consumo de alcohol (licores en general), siguiendo las recomendaciones que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto de medidas que son más efectivas y menos costosas para reducir el consumo, como se ha hecho ya con éxito en el caso del tabaco.

Incluir en el nuevo Código de Policía, la edad de 21 años como limitante para comprar y consumir alcohol y tabaco; esa edad ya impera en diversos países, entre otros en Estados Unidos donde las normas de cada estado pueden rebajar ese límite pero los castigan con menos presupuesto para prevenir la accidentalidad vial.

Eliminar el ya colonial monopolio de las rentas de aguardiente y ron que siguen en manos de los departamentos, pues no se entiende cómo es el mismo Estado el que promueve las borracheras de sus ciudadanos. Por ello, se le solicita al Ministerio de Hacienda elaborar un estudio, en el término de 6 meses, que determine cómo remplazar esos tributos, que hoy llegan a 1.2 billones anuales en los departamentos.

Y también se exigió que el Gobierno tenga posturas claras y uniformes, pues en el debate claro que cada ministerio y entidad responde distinto frente a las políticas para prevenir, controlar y atacar el consumo de las sustancias adictivas. Al igual que, como lo pide un estudio reciente de la OEA, evaluaciones permanentes y periódicas – de corto plazo – para hacer seguimiento serio a las tendencias de consumo de drogas, alcohol y tabaco en el país.