20 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los talentos escondidos

Por Ricardo Tribín Acosta
20 de mayo de 2015
Por Ricardo Tribín Acosta
20 de mayo de 2015

E N     M I     O P I N I O N

Por: Ricardo Tribín Acosta

ricardo tribinDice la parábola de Jesús que “Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Mas su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos”.

De otra parte el gran Horacio afirmaba que “La adversidad tiene el efecto de dejar al descubierto talentos que, en circunstancias favorables, habrían permanecido ocultos”, lo que implica que cuando nos suceden hechos que para otros pueden parecer horribles, si aprovechamos la oportunidad, tendremos una excelente opción de sacar fuerzas de donde no sabemos y salir adelante.  Hay madres por ejemplo que sin mayor preparación académica, ni experiencia, cuando su esposo fallece y no les deja nada, se las ingenian para levantar y educar a sus hijos, logrando sus frutos con más excelencia incluso que aquellas que lo tienen todo. Aprendamos entonces que, aunque veamos nubes negras en nuestro horizonte, las mismas si así lo visualizamos y le colocamos acción, podrán tornarse en hermosos arco iris.

http://ricardotribin.blogspot.com