12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Que semana!!!!

19 de abril de 2015

hernando arangoHay que empezar por la llamada a rendir declaración a la señora del magistrado José Ignacio Petelt, por parte de la fiscalía. No creo que sea tan importante el asunto por ser llamada la señora de Pretelt a demostrar el origen de las tierras, como porque, en ya cerca de 15 años o algo más, nada sucedió y a nadie interesó el asunto, así sobre esas propiedades hubiese existido  alguna controversia por razón de haber sido de propiedad de algunas personas que fueron desplazadas por paramilitares. Valga decir, en este país no pasa nada, salvo que pase algo y el Fiscal esté por allí cerca. Y como el Fiscal tiene interés en ese algo, pues se le vino el mundo encima. Y, ahora, por su oportunidad, también resultaron unas grabaciones del señor Pretelt habidas en años anteriores; grabaciones que, como en tiempos de Fouché, resultan útiles ahora. Y pasa el tiempo y, a lo mejor, algo podrá servir ahora. Pregunto: Acaso esas grabaciones fueron hechas con el lleno de los requisitos de ley? Pero que preguntas hago!!

Y qué se vino primero. El aleve asalto de las Farc contra el ejército, o el asalto de la Corte contra los exfuncionarios Sabas Pretelt de la Vega y Diego Palacio , por cohecho, delito este consistente en: “El servidor público que acepte para sí o para otro, dinero u otra utilidad o promesa remuneratoria, directa o indirecta, por acto que deba ejecutar en el desempeño de sus funciones, incurrirá en prisión de…..”. En el caso de Yidis Medina y de Teodolindo  Avendaño es necesario distinguir: Creo que es cierto, y parece que es probado, que a Yidis y a Teodolindo les fueron ofrecidas unas posiciones en el gobierno a cambio de que votaran afirmativamente el artículo de la Constitución Nacional que permitió la reelección del presidente  Uribe. Esta práctica es, ha sido y será de común ocurrencia en el Congreso de Colombia y en todo el mundo a través de los siglos. Aquí, ahora, hemos resuelto asustarnos por ello y condenar a estos dos señores. Otra cosa fue lo que, Yidis y Teodolindo, hicieron con los cargos que fueron puestos a su disposición para, en ellos, designar a amigos suyos. Pues Yidis, tan sana ella y correcta, al igual que Teodolindo, resolvieron cobrar dinero a quienes fueron designados, y participación en los ingresos que obtuvieran.

Así, de la notaría, el Notario ganaba por su función de notario, pero debía pagar a Yidis o a Teodolindo, de conformidad con lo que ingresara a la notaría. Tenemos que distinguir quien incurrió en cohecho y, si acaso fueron los nominadores designándolos, pues apague y vámonos, ya que, de los funcionarios públicos de Colombia, el Presidente no conoce directamente más de una centena. De allí en adelante, los demás, son nombrados en atención a  correspondencias en apoyos a los desarrollos en los que el gobierno tenga interés. Definitivamente se gobierna con los amigos y a los amigos se les tiene como tales en la medida de su cooperación y acompañamiento. Faltaba más! Así es que, en esta condena de los exfuncionarios, hay mucho de política barata, de fariseos y de retaliación infame.

Será bueno preguntarle a esos Magistados que ahora se unen para dictar sentencia si harán lo mismo frente a sus compañeros, cuando han prohijado el yo te elijo, tu me eliges o eliges a los míos. Asi están esposas, hermanos, cuñados, etc, en posiciones a las que alcanza su  poder. Y, por si falta, no observaron que, al señor Samper no se le juzgó en el Congreso en los años 96 y 97 gracias a que hubo puestos y dineros en auxilios para todos. Y ahora, que harán frente a la mermelada que hubo para esta reelección?

Finalmente el ataque a las Fuerzas Militares en Timba, Cauca, nos está mostrando cómo es el asunto con las Farc? Estamos frente a otro Caguán tan mentado y desprestigiado? Acaso las Farc tienen gente que no atiende órdenes? Acaso, hablando de paz, este ataque era necesario como para ser calificado como delito político del que habla el Fiscal? Para donde vamos en las conversaciones con los “líderes” de las Farc en Cuba?

Ponernos serios no necesariamente lleva a romper conversaciones con las Farc, pero si puede llevarnos a poner las cosas en su punto. Quieren la paz? Si, o no! Si la quieren, necesariamente tienen que aceptar que el  Estado tiene el deber de hacer presencia con las Fuerzas del Orden en todo el territorio nacional, sin zonas vedadas, y, los alzados en armas, que se mimetizan entre los campesinos y parroquianos, mantenerse alejados de actividades que impongan la necesidad de la acción de las fuerzas del orden.

Manizales, abril 16 de 2015.