18 de agosto de 2022
Directores
Evelio Giraldo Ospina
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez

Unidad y disciplina

15 de febrero de 2015

En mi caso apunto a revertir las tasas de inequidad, a mantener vigentes las buenas políticas de alcaldes anteriores y a profundizar en lo prioritario, como sería lograr una educación pública de calidad orientada a la formación para la innovación y el emprendimiento en ambientes amigables para el aprendizaje, haciéndose necesario mejorar aptitudes y  actitudes en los docentes. Medellín, además, deberá ser líder en educación superior virtual y cubrimiento de la Internet y a ello debe volcar recursos.

Educación para la innovación haciendo realidad el título que terciamos de ciudad innovadora, educación para el emprendimiento para tener muchos más pequeños empresarios en tanto que menos empleados frustrados. El Municipio debe apropiar más dineros para financiar los emprendimientos. La gente pobre es buena paga. De esta manera les ahorraríamos a tantísimos jóvenes hacer el curso en las calles para delincuentes. Que no generen ‘riqueza’ con el atraco y la extorsión y sí con el trabajo honrado y productivo.
Una política de seguridad sin los anteriores ingredientes nos obligarían a seguir en lo mismo: o repletar a Bellavista y eso contando con que la justicia funcione, que no hay tal, o sacarlos corriendo de la ciudad, o tenerles como destino el Cementerio Universal. Mientras tanto si hay que hacerlo, se hace.

Le tengo perdido el miedo al miedo desde hace muchos años y conocidos los resultados de mí paso por la Dirección de Fiscalías de Antioquia en época la más dura, les garantizo a los ciudadanos que la ley y el orden mejorarán sustancialmente en todos los vecindarios de Medellín. A la fuerza pública y a la policía judicial se les seguirán entregando recursos provenientes del Fondo de Seguridad solo que, en adelante, contra resultados. No más caudales al barril de los puercos. Los contribuyentes sudan mucha plusvalía para pagar impuestos y no se pueden dilapidar.
Hay dos frentes que requieren de mucho compromiso. La seguridad alimentaria dirigida a que ningún habitante se acueste con hambre, hasta ellas hay que llegar con comida y la cooperación del movimiento comunal y la salud física de las poblaciones pobres o en miseria con Metrosalud, de manera permanente las 24 horas del día. La enfermedad a veces no avisa y se dificultan los traslados en procura del urgente auxilio.

Sin ser apocalíptico les digo que tenemos una deuda social qué pagar y tendremos que pagarla, so pena de que la situación se nos siga saliendo  de las manos. La clase dirigente es consciente.
Sea lo que fuere, el proceso de encontrar el candidato del Centro Democrático al cargo de alcalde debe hacerse en unidad y disciplina. No socavaré esos presupuestos. Y si debo dar un paso al costado, lo haré y si me toca irme al Concejo, con igual agrado.

Tiro al aire: según la agencia EFE, el 75 % de los colombianos descree del sistema político. Grave, de gravedad total. Esto hay que recomponerlo.