28 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por lavado de activos en más de cinco millones de dólares, capturadas siete personas con fines de extradición

11 de febrero de 2015
11 de febrero de 2015

Luego de una investigación conjunta iniciada en 2011 entre la Fiscalía General de la Nación, Dijin, Interpol y la oficina en Puerto Rico del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos – ICE, se estableció la existencia de una organización criminal transnacional dedicada al narcotráfico y al lavado de activos, cuyos integrantes fueron identificados e individualizados en Colombia, Puerto Rico y Miami.

Según lo establecido la organización enviaba cocaína vía marítima a Estados Unidos, y para ello tenía dos estructuras; una encargada de obtener el alcaloide, transportarlo y comercializarlo en el exterior, mientras la otra se encargaba de ingresar el dinero producto de la venta del narcótico a Colombia.

La primera estructura conseguía la logística para enviar la sustancia estupefaciente desde el departamento de Norte de Santander, especialmente desde la ciudad de Cúcuta, al vecino país de Venezuela por vía terrestre, teniendo como sitio de acopio y ubicación estratégica la ciudad de Coro, en el Estado de Falcón, donde zarpaban lanchas rápidas con destino a Puerto Rico y República Dominicana. En estos países, integrantes de la red transnacional comercializaban la droga, la cual era distribuida en su gran mayoría en Miami y Nueva York.

Por su parte, la segunda estructura para lavar el dinero utilizaba empresas fachada ubicadas en Cúcuta y algunas poblaciones de Venezuela, así como algunas cuentas bancarias donde realizaban las consignaciones o a través del transporte físico del dinero por la frontera entre Venezuela y Colombia.

Los capturados en Bogotá, Cúcuta y en el municipio de Pailitas (Cesar), fueron identificados como: Flor Marina González Rojas, Hugo Enrique Romero vargas, Mireya Cabra Translaviña, Geovanny Mosquera Vanegas, Roque Caballero Caballero, Jair Eudoro Ramírez Díaz y Yurgen Gabriel Álvarez.

Contra estas personas pesaba una solicitud de extradición, la cual les fue notificada, para comparecer a juicio ante la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico. Mientras se adelantan los trámites para tal fin, los capturados permanecen privados de la libertad.