6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Piden a Contraloría y Procuraduría vigilancia especial para procesos de negociación de tanques y aviones para las Fuerzas Militares

4 de febrero de 2015
4 de febrero de 2015

 

En la Carta,  El congresista, llama la atención, sobre la forma como se adelantan este tipo de compras, al señalar que es muy poco lo que se conoce de estos negocios y mucho el dinero del presupuesto público el que se invierte en este tipo de compras.

Dentro de la misiva el Representante manifiesta que, los colombianos tienen el derecho a que se les garantice la transparencia, principio rector constitucional en la contratación estatal, en aras de alcanzar la confianza y la tranquilidad de la ciudadanía, verificar que dichos negocios obedecen al interés superior de la patria y no al interés privado de unos pocos, así como evitar, que se repitan escándalos como el suscitado por la compra de las pistolas Sig-Sauer en las cuales presuntamente se habrían obviado irregularidades en la adquisición de dichas armas que todavía no han sido aclaradas. Así como tampoco se ha aclarado la relación entre Felipe Jaramillo,  intermediario armamentista, con el Presidente Juan Manuel Santos. Ya que hay versiones que hablan de una estrecha amistad entre Jaramillo y el jefe de Estado.

-Carta Completa-

Bogotá febrero 3 de 2015

Carta Abierta  al Procurador General de la Nación,  Dr. ALEJANDRO ORDOÑEZ y al Contralor General de la República, Dr. EDGARDO MAYA VILLAZÓN.  

Durante los últimos días, los medios de comunicación han venido informando a la opinión nacional sobre la compra de 32 tanques de guerra canadienses cuyo costo fue de 84 millones de dólares, un poco más de $200.000 millones de pesos al día de hoy, que fueron entregados al Ejercito de Colombia.

Igualmente, se ha venido anunciando por parte de la Aviación colombiana, la intención de modernizar la flota de aviones de combate Kfir, de fabricación israelí, que vienen prestando su servicio como principales armas de disuasión en la Fuerza Aérea, para la protección del territorio nacional y de su soberanía.

Como Representante a la Cámara aplaudo cualquier intento por modernizar nuestras gloriosas Fuerzas Militares con miras a que la nación pueda acceder a este nuevo armamento de guerra, necesario para la vigilancia y el cuidado de nuestras fronteras continentales y más allá en el territorio marino.

Aún con lo anterior,  es para nosotros de vital importancia que en el proceso de compra reine la  transparencia, de forma tal que los colombianos cuenten con la tranquilidad que la negociación no sólo es bienintencionada sino que además se adelanta con el absoluto cumplimiento a la Constitución y a las leyes.

Una cosa si me resulta contradictoria y es que en momentos en que se habla de austeridad, en que se afirma que presupuestalmente no se puede crear la jornada única escolar, ni aumentar el número de becas universitarias para los más necesitados, se realicen este tipo de compras, teniendo en cuenta que los recursos del país se están viendo mermados por la caída internacional de los precios del petróleo, se han tenido que replantear las perspectivas de crecimiento económico y no existe ninguna amenaza exterior en contra de la patria.

Los colombianos tienen el derecho a que se les garantice la transparencia, principio rector constitucional en la contratación estatal, en aras de alcanzar la confianza y la tranquilidad de la ciudadanía, verificar que dichos negocios obedecen al interés superior de la patria y no al interés privado de unos pocos, así como evitar, que se repitan escándalos como el suscitado por la compra de las pistolas Sig-Sauer en las cuales presuntamente se habrían obviado irregularidades en la adquisición de dichas armas que todavía no han sido aclaradas. Así como tampoco se ha aclarado la relación entre Felipe Jaramillo, intermediario  armamentista, con el Presidente Juan Manuel Santos. Ya que hay versiones que hablan de una estrecha amistad entre Jaramillo y el jefe de Estado.

Esta preocupación, me lleva a solicitarles de manera respetuosa que ejerzan una vigilancia especial que acompañe este tipo de negociaciones, máxime cuando se trata de grandes inversiones del presupuesto público.

EDWARD D. RODRÍGUEZ
Representante a la Cámara
Centro Democrático