25 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La convivencia no se decreta, se construye

9 de febrero de 2015

victor zuluagaNada diferente a la reacción que se ha producido cuando el alcalde Petro anunció que iría a construir vivienda de interés social en sectores habitados por estratos altos. Vinieron una serie de críticas, algunos con fundamento y otros no tanto.

Y si miramos lo que ha ocurrido con aquellas soluciones de vivienda gratis que ha otorgado el gobierno a sectores populares, también allí se han venido presentando una serie de dificultades en el tema de la convivencia, porque digamos que la gran mayoría de estas familias no estaban preparadas para vivir en este tipo de vivienda.

Todo ello significa que se hace urgente poner sobre la mesa la discusión sobre la necesidad de educar para la convivencia. Porque no podemos negar que existe una enorme preocupación porque los estudiantes de todos los niveles, adquieran competencias en muchas áreas del conocimiento, pero hay un descuido enorme en lo que tiene que ver con las habilidades que se deben desarrollar para poder tener una convivencia pacífica.

Estoy de acuerdo con lo planteado por Miguel De Zubiría y en su momento también lo planteó Guillermo Hoyos, en el sentido de que la formación humanística ha venido siendo marginada de los planes de estudio y la preocupación se ha centrado en el aspecto científico. Pero todo ello ha llevado a la formación de un grupo humano que sólo está preocupado por elevar sus ingresos, por consumir, por ganar, por ser competente, por ganar a su oponente enemigo en el negocio.

Si es lógico pensar que cada sector de sociedad, cada estrato adquiere una serie de costumbres, de conceptos que orientan su vida, bueno es que todos esos comportamientos se ventilen, se hagan visibles sus motivaciones porque de ello puede depender el poder convivir con el otro, con el diferente.

Esperemos que haya un acompañamiento permanente a los estudiantes que ingresan a las universidades privadas, y que haya también una amplia discusión con los sectores estudiantiles que se sienten amenazados por los estudiantes de extracción popular que quieren compartir la aulas. Seguramente podamos llegar a la conclusión que hay más prejuicios que verdades en la imposibilidad de compartir personas de diferente estrato socio-económico.

Columnas del autor

*Las limitaciones éticas de la libertad
*Y ¿quienes son las víctimas de la guerra?
*Riosucio, la ciudad de los balcones
*Esa dificultad de reconocer la diferencia
*Entre la guerra y a paz
*España, una y múltiple
*El señor Timochenko
*El derecho a la intimidad.
*La ignorancia es atrevida
*El hueco de La Línea
*Mucha Habana, mucho diálogo ¿y de la salud qué?
*De aniversario en aniversario.
*La mutilación genital entre los Embera.
*Entre la fidelidad y la lealtad
*De felicidad también se muere la gente…
*Zapatero a tus zapatos…
*Ver para creer.
*Represión y convicción
*Las minorías políticas y su consistencia
*Las plagas del narcotráfico.
*Yo discrimino, tú discriminas, él discrimina
*El caos vehicular
*Claro, Misterio, delirio… y paradojas
*El Día de los inocentes
*La guerras por la paz
*La salud: de cuidados intensivos a la funeraria
*Pindamá de los Zerrillos
*El doctor Pachito Santos es un hombre bueno.
*El derecho de la extrema derecha.
*No sólo de prosopopeya se vive.
*Claves para entender el paro generalizado
*El mensaje perverso de la justicia.
*El mundo de la soledad.
*Lo que nada nos cuesta, hagámoslo fiesta.
*La oposición y la democracia.
*La puta de babilonia.
*Operación candado
*El primer milagro de Chávez.
*En Venezuela: Maduro e inmaduro.
*La importancia del mito
*La locomotora de la muerte.
*Un sindicalismo anacrónico
*Un Eje que ya no es el Eje Cafetero.
*Los rollos de Santoyo
*El pasado que añoramos
*Por qué admiro al «Mira».
*La curul vacía.
*Monjas de la Madre Laura: ni diosas ni demonios
*Con lo de los cayos nos pisaron los callos.
*Crisis económica y xenofobia
*Con razón y sin razón.
*Unas de cal y otras de arena.
*Lo que no se ha dicho de Angelino.
*Y si no es la familia, ¿quién?
*Inocuas e inicuas
*¿Quién secuestró el civismo?
*Brigadas de emergencia
*De Pastrana a Uribe y de Uribe a Santos
*Generaciones de ahora que ya no dan ni la hora.
*Identidad pereirana
*La justicia ¿es ciega o se hace de la vista gorda?
*La bancarización de la salud.
*Armas para matar el hambre
*La revancha del Congreso.
*Una golondrina no hace verano
*La comedia vicepresidencial.
*A propósito de Rojas Birry
*Dos hombres y un mismo destino.
*La puerta giratoria.
*El suicidio de Amina Filali
*¿Por qué a la región cafetera le está yendo mal?
*Al caído caerle.
*Y ahora, ¿quién podrá defendernos?
*Educando a papá
*Del dicho al hecho hay mucho trecho.
*Humanizar los héroes.
*La búsqueda del paraíso
*Soñar no cuesta nada, entonces soñemos.
*No hay mal que dure cien años…
*La amnesia del doctor Ternura
*Derechos de minorías y de mayorías
*A propósito de un anónimo.
*No queremos más héroes
*Del olvido que padecemos.
*La mala leche
*La repetición de un acto sin tiempo.
*¿Bono o voto?
*La crisis universitaria.
*Pisadas de animal grande
*El perverso sentido del humor
*Una locomotora que se transformó en carreta
*Mito y realidad en la fundación de Pereira
*Entre la realidad y el deseo: la fundación de Pereira
*La impunidad parlamentaria.
*Mi renuncia al Partido Verde
*De paisaje minero a paisaje cafetero.
*El fantasma que ronda por Europa.
*Buen chiste, señor ministro.
*El «guachecito» de Mockus…
*
Perder es ganar un poco