21 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Reverbero de Juan Paz

14 de febrero de 2015
14 de febrero de 2015

Pero el panorama se les puso más oscuro, primero por la decisión de Pacific Rubiales de retirar la pauta de la básica y de la W, a causa de la caída de los precios del petróleo, unos 740 millones de pesos mensuales, y segundo el “efecto luciérnaga” que ha afectado por reflejo a los otros programas de la tarde. ¿Se les vino la noche a los españoles?

Cuando se compra la noticia y la mordaza

Cuando se compra la noticia y la mordaza

Por Gustavo Alvarez Gardezábal (foto). (ADN).

Para conseguir la paz en Colombia se necesita gastar plata. Eso lo sabemos todos los que queremos la paz sin tacañerías. Las revelaciones sobre pagos y contratos hechos por el Fondo de Programas Especiales para la Paz sirven para que los colombianos sepamos cuánto y a quienes se paga para conseguir tan ansiado objetivo.

Saber entonces cuánto se le paga al doctor De la Calle y a los generales Naranjo y Mora es un reconocimiento que todos aceptamos gustosos. Estar dos o tres años metidos en Cuba negociando con las Farc debe tener una retribución. Y si consiguen la paz deberían darles una prima de éxito.

Pero cuando uno se entera que la fundación de Mockus ha sido contratada entre otras cosas por $480 millones para organizar una manifestación por la paz y que el singular exalcalde de Bogotá nos está vendiendo la marcha del 8 de marzo como un gesto altruista y patriótico, comienza a sonar a engaño del contratista y del contratante.

Y si uno sigue leyendo la lista y encuentra que la revista Semana fue contratada por 1.082 millones para promover pedagógicamente la paz y que a RCN y a Caracol, radio y TV, se les pagaron sumas grandes por la promoción de la paz, el asunto ya no suena a engaño solamente sino a control de los medios para ayudar a la paz.

Faltaría conocer los contratos que el Ministerio de Defensa y las tres armas han tenido con esos medios, y con algunos de sus periodistas, para que el tejido quede completo y entendamos el criterio del gobierno para pagarle a unos por el servicio y a otros para poder insinuarles la mordaza a sus periodistas que no sigan indicaciones de la mesa de Juan.

Héctor Londoño, el alumno más aventajado

af

El tema de la jornada única para todos los colegios oficiales del país ha sido bandera de las campañas políticas. Hay que decir que en la plaza pública la lanzó el candidato del Centro Democrático Oscar Iván Zuluaga y luego se pegó de ella el presidente Santos en la campaña reeleccionista. Y ambas esquinas políticas se peleaban el paternalismo de esa propuesta, con algunas pequeñas diferencias. Y fíjense que el sábado pasado en el foro de precandidatos del CD, el expresidente Uribe volvió a insistir en ella.

Sin embargo, en el fragor de los debates, nadie ha caído en cuenta que un alcalde del sur del Valle de Aburrá les lleva ya dos años de ventaja aplicando esta estrategia educativa. Se trata de Héctor Londoño Restrepo (foto), el alcalde de Envigado, quien ha sido nueve años concejal de ese pujante municipio y ahora completa su tercer período como jefe de la administración municipal por elección popular. De los 17.500 estudiantes oficiales, unos 13.125 integran la jornada única extensa de 7:00 a.m. a 3:00 p.m., en primaria y bachillerato.

“De 12:00 m. a 3:00 p.m., con recursos propios del municipio se pagan los docentes de inglés para primaria (seis horas semanales), de artística (2 horas semanales) y un refuerzo de matemáticas (2 horas semanales). Con eso estamos mejorando la calidad de la educación; los niños están aprendiendo de una manera fantástica y rápida el manejo del inglés”, dijo el alcalde Héctor Londoño. En Bachillerato, la cobertura alcanza el 75 por ciento de la población estudiantil oficial del municipio. Este grupo recibe dos horas más de inglés, dos horas más de matemáticas (con énfasis en robótica), dos horas más de artística y dos horas más de lenguaje (español)”.

“¿Por qué? Porque son las deficiencias que tiene Colombia, los peores resultados en las pruebas Saber Pro están en matemáticas, lenguaje e inglés. Con eso estamos superando la barrera. ¿Qué estamos haciendo? Lo que hacen los privados, darles todas las asignaturas y conocimientos que necesitan los niños y jóvenes para poder desenvolverse mejor en el futuro, para que tengan acceso a las mejores universidades y para que sean buenos profesionales”. Par que vean, sin tanto escándalo ni politiquería.

A fuego leeento…

  • En esto de los periodistas y medios contratistas con el Estado, hay mucho hipócrita haciendo el papel de redentor. El único problema de Mockus es disimular la verdad. Mockus sabe del tema de la paz y puede aportar mucho, lo cual quiere decir que debe cobrar por su trabajo. Pero a la gente hay que hablarle con la verdad.
  • Ese contrato por 480 millones de pesos es, entre otras cosas, para realizar la famosa marcha. El contrato lo dice. Es muy claro. Y mientras más traten de dar explicaciones el Gobierno y Mockus, más se burlan de ellos en las redes sociales…
  • Léanlas para que vean que nadie les cree esas explicaciones tan infantiles. Y menos la defensa que tratan de hacer del exalcalde en las grandes cadenas radiales y en los medios afectos a Santos. – “Que porque Mockus es un paradigma de la transparencia…” ¡Nadie le ha dicho corrupto y Mockus no es un corrupto! Es un contratista de la paz y punto.
  • Otro detalle: En ese listado interminable de periodistas y medios favorecidos con los millonarios contratos, hay muchas personas desconocidas. Nadie las conoce ¿Saben qué le dijeron a El Reverbero de Juan Paz? Que algunas de esas personas están firmando por personajes muy conocidos de los medios. ¿O sea que hay testaferros? Eso comentan…
  • Pues vean… Sí. Hay periodistas de alta gama favorecidos con jugosos contratos, por “darle manejo a la imagen del Gobierno en temas peliagudos”, como el proceso de paz de La Habana y en escándalos de la contratación. Los hay, y en Bogotá ya circulan algunos nombres… ¡Pica la lengua!
  • ¿Y el de Semana? Es un jugoso contrato de 1 mil 82 millones de pesos. Con un contrato de esos la revista de Felipe López, dirigida por Alejandro Santos Rubino, sobrino del presidente Santos, no le va a hacer mal ambiente al Gobierno ni al proceso de paz.
  • Con la caída en picada de la venta de la revista Semana y de sus suscripciones, ni bobos que fueran. ¿Qué dirá el abanderado de la ética de Semana, salpicado por presuntas oscuras relaciones? ¡Todos se tapan con la misma cobija!
  • ¿Y qué tal los contratos de RCN Televisión y de Caracol? ¡No hay derecho!, los televidentes y radioescuchas engañados y estas cadenas fletadas para hablar bien del proceso de paz, ensalzando al Gobierno, y acorralando a cualquier opositor. ¿Qué dirá ese paradigma de la ética, Gustavo Gómez? ¿Será que va a renunciar por limpieza de conciencia? ¡Qué hipocresía!
  • Y vienen más escándalos de este estilo…
  • El gobernador transparente siempre se va por la tangente. A la acusación de Uribe le responde que “el doctor Federico tiene que responder por dónde está él. Y yo no sé dónde está él, ni donde este el doctor Federico, ni el doctor Camilo, ni el doctor Manuel, ni la señora Gloria”. ¿No iba a saber Fajardo que Federico estaba con él en Apartadó? Fajardo aprendió a hacer política, la de siempre…
  • A tan solo 50 metros de la escuela La Hondonada de la vereda El Roble en el municipio de Anorí, Antioquia, unidades del Ejército reportaron el hallazgo de cuatro artefactos explosivos que habían sido instalados por guerrilleros del Frente 36 de las Farc.
  • La Séptima División del Ejército informó que los explosivos fueron destruidos de manera controlada por un grupo de expertos, quienes aseguraron y desalojaron la zona para evitar una tragedia.
  • A la institución educativa “la Hondonada” -donde se encontraron explosivos tipo balón de alto poder- asisten 80 niños. Con este hallazgo, ya son más de 269 explosivos ubicados y destruidos por tropas de la Séptima División en lo que va de 2015. En 2014 destruyeron 1.862.