23 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El mal llamado ‘Equilibrio del poder’

27 de febrero de 2015
27 de febrero de 2015

 

En el Foro Equilibrio de poderes, la transformación del Estado, que organizó el Observatorio de la Opinión y de la Información de Interés Público de la Universidad del Rosario, se señaló que para la segunda vuelta de la reforma constitucional que se iniciará en marzo, 35 artículos de la Constitución serán modificados.

Viviane Morales denominó este equilibrio del poder como un “reparcheo”, asegurando que los artículos de la Constitución son analizados de una manera no integral. “Me ha sorprendido regresar después de 12 años de haber sido Senadora, y ver un Congreso tan arrodillado y empequeñecido, gracias al temor que produce el conflicto de intereses”, señaló.

Para David Barguil, este proyecto de ley es una mal llamada reforma de equilibrio de poder. “Nos tienen hablando de una reforma que en nada resuelve los problemas institucionales que hoy se viven en Colombia”.

Por otra parte, Germán Navas Talero coincidió en la idea de llamar esta reforma no como un equilibrio de poder, sino como un malabarismo político. “No se trata de balance de poderes, el poder es uno solo. Se trata más bien de un balance de las ramas del poder que son las que están desequilibradas”, afirmó.

Otros análisis y propuestas

La Constitución de 1991 nació con una concepción antipolítica y anticongreso, aseguró Viviane Morales, considerando que el Congreso de la República surgió como un proceso eunuco que dio vida a la pérdida de investidura, al fuero especial de investigación por parte de la Corte Suprema de  Justicia y a la eliminación de diversas funciones que fueron sustraídas y que pasaron a responsabilidad de otros órganos de control.

David Barguil ahondó en cinco políticas base. Coincidió en la importancia de eliminar la reelección presidencial; en implementar un tribunal de aforados que investigue, juzgue y acuse; en la eliminación de las listas cerradas, en la silla vacía por corrupción y en la necesidad de fortalecer la actividad de la oposición política en Colombia.

El Representante Germán Navas Talero propuso revocar la comisión de acusaciones e implantar una reforma constitucional que permita a los congresistas distribuir el presupuesto, respetando las sumas fijas en cuanto a cuantías y deuda externa.