27 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Burocracia retrasa procesos culturales en Caldas

16 de febrero de 2015
16 de febrero de 2015

teatro

Juan David Lalynde, estudiante de Gestión Cultural y Comunicativa de la U.N. Sede Manizales, desarrolló un diagnóstico sobre dicho sistema para determinar las causas que lo han llevado a su inactividad y para visibilizar el panorama actual de sus funciones, según la Ley General de Cultura 397 de 1997.

Esta normativa insiste en que se debe propender por agilizar trámites de proyectos, posibilitar el desarrollo cultural y facilitar el acceso de la comunidad a este tipo de servicios.

Para ello, delega una serie de obligaciones a las secretarías de Cultura de cada departamento, cuyo objetivo es dinamizar los procesos y encomendar funciones a consejos municipales culturales creados para tal fin.

“Este diagnóstico puede traducirse en medidas correctivas para que a futuro se dé inicio a los consejos departamentales y municipales de cultura, que también permanecen inactivos”, indica el estudiante.

Los consejos departamentales y municipales de cultura actúan como intermediarios entre la comunidad y el Gobierno, para la realización eficaz de los proyectos propuestos en los municipios. Asimismo, se les encomienda orientar a los involucrados sobre la ley y su operación.

Según Lalynde, el consejo que más impulsa proyectos en la región es el cinematográfico; no obstante, en otras áreas artísticas como la música, la danza o el teatro, estos aún no están conformados.

A través de entrevistas y con un aproximado de 50 encuestas a actores culturales de los 27 municipios, entre los que se cuentan secretarios de cultura municipales, representantes de casas de la cultura y de organizaciones no gubernamentales, el análisis reveló que el 87,5 % de los consultados manifestaron no conocer la Ley General de Cultura ni lo que amparan los consejos.

“Principalmente se trata de un desinterés constante por parte de los miembros de los diferentes consejos, debido a que consideran que la Ley General de Cultura no se pone en marcha, ni se está aplicando la normativa que rige a los consejos”, argumenta.

Los encuestados consideraron que el Estado no sostiene un acompañamiento que les permita conocer los decretos de la norma a profundidad ni los procesos para llevarla a cabo.

Algunos actores culturales manifestaron sentirse mejor al enviar sus proyectos al Ministerio de Cultura sin ninguna intervención de los consejos y las secretarías a cargo, pues arguyen que el tiempo de revisión, seguimiento y aprobación se retrasa muchísimo más.

Tras la realización de una matriz de actores e involucrados, el estudiante propone acortar los procesos burocráticos y mantener la comunicación entre la comunidad, los consejos y los secretarios.

“Nosotros, como futuros gestores culturales y comunicativos, tenemos una responsabilidad social y cultural con la región, porque somos los encargados de darle dinamismo cultural al departamento. En el futuro, esperamos que nos tengan en cuenta para poner en práctica lo necesario para que los consejos estén activos”, finaliza Lalynde.

(Por:Fin/MLIA/dmh/AC)
Agencia de Noticias U Nacional Manizales