27 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Juez negó libertad a implicados en robo millonario a carro de valores

26 de febrero de 2015
26 de febrero de 2015

 

Durante la audiencia pública, la juez consideró que en ningún momento se puede  acceder a la petición, toda vez que el pasado 5 de febrero se realizó la audiencia de acusación.

Entre tanto, la fiscal del caso señaló que la petición se hacía improcedente ya que el proceso sigue su curso normal, más aun cuando la acusación se adelantó ante el estrado.

Al final de la audiencia, los dos procesados fueron de nuevo trasladados a la cárcel Nacional Modelo, donde permanecen privados de la libertad desde el 24 de abril del 2014, luego de que la Juez 11 Penal Municipal de Bogotá, con función de control de garantías los cobijara con la medida.

El Fiscal 80 contra el Crimen Organizado dijo que Murillo García y Jiménez Ustaris, son presuntos responsables de los hechos ocurridos el 3 de febrero de 2014, en un sector de la localidad de Kennedy, al sur occidente de Bogotá, donde fue hurtado el dinero en efectivo.

El día de los hechos, desde su salida de la central de valores en la Avenida de Las Américas con 42, el vehículo debía abastecer de dinero a un total de 18 cajeros, en los cuales se depositaria una suma cercana a los 720 millones de pesos.

Para lograr el robo del dinero, los procesados se concertaron para violar normas establecidas dentro de la empresa relacionada con el transporte de dinero.

Lo acordado entre los imputados comenzó con la enfermedad de un empleado, lo que  ocasionó el cambio de guardia, siendo designada otra persona, quien olvidándose de todas las normas de seguridad no dejó las bolsas de dinero dentro de los compartimentos de seguridad del automotor, con el propósito de facilitar el retiro de las tulas.

Aseguró el fiscal que  el ingeniero de sistemas, quien era el encargado de controlar la ruta del automotor a través del GPS, argumentó que nunca se dio cuenta que el aparato estaba apagado.

Se estableció que  el supervisor de ruta, nunca  comunicó a las directivas las novedades que se presentaron y menos anunciar el monto que se llevaba en el automotor.

Además  dijo el fiscal, como prueba de la participación de cada uno de los imputados en el hecho, el vehículo hizo tres paradas, una de las cuales fue frente a la residencia de uno de los que se movilizaban en el carro de valores, donde fueron dejadas algunas tulas con dinero. En las otras dos paradas se procedió de igual manera, para finalmente llegar cerca del hospital de Kennedy, donde uno de los imputados recibió un disparo de su compañero.

La actuación de cada uno de los imputados  permitió el robo del dinero, aseguró el fiscal, quien expresó que otras acciones ilícitas de los imputados fueron las de haber cambiado la ruta del vehículo, no haber dispuesto de una escolta motorizada, no activar el botón de pánico al momento del supuesto asalto y reportar el hecho mucho tiempo después de haber ocurrido.

En la actualidad  los encartados responden ante el estrado por el delito de  hurto calificado y agravado, el cual no aceptaron.