20 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia superó la meta de 4 millones de turistas extranjeros en 2014

19 de febrero de 2015
19 de febrero de 2015

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, informó que este número de visitantes le representó al país un crecimiento del 11,9% respecto a 2013, y es superior en 6 puntos al promedio de crecimiento mundial y en 4 puntos al de las Américas, que reporta la OMT.

“Este es un logro de todos. De los prestadores turísticos que han hecho esfuerzos e inversiones importantes para fortalecer nuestra oferta turística; de los gremios que han liderado procesos de modernización al interior de la industria; de las autoridades locales que han hecho del turismo una apuesta productiva; y de la gestión que hemos adelantado sector público y privado en beneficio de la mejor conectividad, promoción y calidad de nuestro destino”, dijo la funcionaria.

La mayor proporción del total de visitantes en el país, es decir 1.967.814, corresponde a extranjeros no residentes que también registraron un importante crecimiento respecto al año anterior con un 14%.

A este grupo le siguen los colombianos no residentes en Colombia que totalizaron 597.522, para un aumento de 6,4% respecto a 2013. Los visitantes en cruceros sumaron 314.207, 2,4% más que el año anterior, y el número restante corresponde a los viajeros que llegaron por las zonas de integración fronteriza.

Álvarez-Correa recordó que para los próximos cuatro años las estrategias del Gobierno se enfocarán en aumentar el gasto de los viajeros extranjeros en Colombia para alcanzar USD 6.000 millones en divisas por turismo.

Para lograrlo, el Ministerio y sus entidades adscritas trabajarán en aumentar el grupo de prestadores que venden sus servicios turísticos al exterior; en la promoción turística nacional e internacional, con énfasis en los segmentos de turismo que generan un mayor gasto; en el desarrollo de programas especiales para atraer viajeros internacionales en temporadas bajas; en la captación de eventos de talla mundial y en la conectividad competitiva a través del estímulo a nuevas rutas y el aumento de frecuencias a los destinos más consolidados.