7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Vecina sería la autora intelectual de masacre de niños en Caquetá

17 de febrero de 2015
17 de febrero de 2015

Al parecer se trataría de Luzmila Artunduaga, conyugue de Silvio Martínez, individuo con el que la familia afectada presentó discusiones y enfrentamientos por la posesión de las tierras.

La Policía busca a demás a una quinta persona que también estaría involucrada en la masacre, que al parecer es quien finalmente se apropiaría del predio en disputa para montar un estadero y lavadero de carros.

Lo paradójico, es que a pesar de que habría varias personas interesadas por las tierras en disputa, estas están ubicadas en zona de páramo, por lo que están a cargo de Corpoamazonia y no son negociables.

La fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, porte ilegal de armas de fuego y hurto calificado y agravado a Cristofer Chávez como autor material y a Edison Vega, en calidad de cómplice del asesinato de los cuatro hermanitos de la familia Vanegas Grimaldo.

Sin embargos los dos sujetos no aceptaron los cargos. En todo caso, el fiscal del caso dijo que los asesinos podrían enfrentar una pena de entre 400 y 600 meses de presidio.

Como lo informamos oportunamente aquí en la web www.radiosatanfe.com, Chavez Cuellar y Vega García, fueron capturados el pasado sábado por unidades de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía, Dijín y del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI de la Fiscalía, como presuntos responsables del asesinato de los niños Deiner Alfredo, Juliana, Laura Ximena y Samuel Vanegas Grimaldo, en hechos ocurridos el pasado 4 de febrero.

En esa fecha, hacia las 8:20 de la noche, los sicarios llegaron a una humilde vivienda de la finca Las Doradas, ubicada en la vereda Las Brisas, en jurisdicción del corregimiento El Caraño, –kilómetro 22 en la vía Florencia-Suaza–, donde se encontraban los cuatro niños de la familia Vanegas Grimaldo.

Uno de los menores que sobrevivió herido, de nombre Pablo, de 12 años, contó a la fiscalía que los sujetos llegaron al inmueble y le dijeron a Samuel, el mayor de ellos, que eran de la guerrilla y que sus papás, se habían metido en un problema, por lo que necesitaban que los llevara hasta la finca principal.

El muchacho les dijo que por supuesto los llevaba, pero les pidió que no lo fueran a matar.

Dijo que los sujetos llegaron en una motocicleta, cuyas placas decidió anotar en un papelito y lo escondió en la vivienda.
Pablo señaló que los hombres les ordenaron acostarse y ellos corrieron hacia sus camas, pero uno de ellos le dijo que era en el piso.