28 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sanción de ley estatutaria debe propiciar debate sobre el modelo de salud que necesitamos Senador Castilla

17 de febrero de 2015
17 de febrero de 2015

 

La firma de la Ley Estatutaria es una victoria del movimiento social que presionó al gobierno para que dejara de aplazar la sanción presidencial. Se destaca el papel protagónico cumplido por la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud, convergencia que lideró la movilización social para alcanzar la firma de la ley.

Es necesario que la opinión pública tenga claro que el Gobierno Nacional, en especial el Ministro Alejandro Gaviria, usó mecanismos diversos para aplazar la firma de la ley, apelando incluso a argumentos con débil sustento jurídico que uno a uno fueron rebatidos por la bancada del Polo, por congresistas del Partido Verde y por la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud. Tales imprecisiones incluso llegaron a contagiarse a las directivas del Senado, quienes admitieron el improcedente trámite de citar a plenaria de la corporación para escuchar al ministro cuando el único trámite restante era la inmediata firma de la ley, como dejé claro en la constancia del martes pasado.

Las modificaciones a la ley introducidas por la sentencia de la Corte, generaron malestar en varios sectores del gobierno y por tal razón se rehusaron a la firma inmediata, aunque fuese su obligación constitucional.

A pesar de los avances logrados por la firma de la Ley Estatutaria de Salud, es claro que Colombia aún no cuenta con el modelo de salud que su gente necesita. La firma de la Ley Estatutaria debe propiciar la apertura de un debate sobre la catástrofe del modelo actual y sobre el evidente desmejoramiento del sistema de salud que afecta la  calidad de vida de los colombianos y colombianas  ocasionado por la nefasta ley 100.  Tal debate incluye nuestra decidida oposición al proyecto de nuevo Plan Nacional de Desarrollo, proyecto que incluye varias disposiciones abiertamente contrarias a la nueva ley estatutaria y a la Constitución Nacional.