21 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Javeriana identificó factores viales de riesgo en usuarios vulnerables

17 de febrero de 2015
17 de febrero de 2015

 

El estudio permitió concluir que algunos de los principales factores que aumentan el riesgo para la muerte de peatones en un accidente de tránsito son: que el accidente ocurra entre las 22:00 y 23:00 horas, en área urbana y en un sector comercial, lo que probablemente tiene que ver con las actividades de esparcimiento de las personas jóvenes en las horas de la noche, por lo que se recomendó a la alcaldía de la ciudad tomar medidas de reducción de velocidad para vehículos en zonas comerciales en las que se estén desarrollando actividades en las horas de la noche.

Los accidentes ocurridos en intersecciones fueron identificados como factor de riesgo para la muerte de peatones, por lo que se recomendaron medidas como mejorar la señalización y demarcación en los cruces, principalmente en aquellos de vías no principales. Se aconsejó también separar espacial o temporalmente los peatones de los vehículos, con puentes peatonales o fases de semáforo independientes en los cruces más conflictivos. Se identificó también como factor de riesgo que los accidentes ocurran en vías curvas con pendientes, esto probablemente tenga que ver con temas de visibilidad, por lo que se sugirió en vías con estas características reducir las velocidades permitidas, mejorar la iluminación y prohibir el parqueo de vehículos sobre la vía.

Ocurrir en una vía sin acera también es un factor de riesgo para la muerte de peatones en accidentes en la ciudad, esto debido a la falta de separación espacial entre vehículos y peatones. Se consideró importante que la ciudad construyera aceras en las vías donde hicieran falta, principalmente en aquellas con alto flujo peatonal. Así mismo, se aconsejó mejorar las facilidades peatonales en algunas vías principales como la Avenida Kevin Ángel y la Avenida Colón; esto para asegurar la separación entre vehículos y peatones dentro de la vía. Otro factor de riesgo encontrado, fue que el accidente ocurriera en vías rizadas o húmedas, por lo que se recomendó a la ciudad que en vías que estén rizadas, o que presenten características peligrosas al estar húmedas se pusieran señales que advirtieran el riesgo para los peatones.

Por otro lado, ocurrir en vías con semáforos apagados, sin señales y sin demarcación también se identificó como un factor de riesgo para la ocurrencia de accidentes fatales con peatones. Por esto, se indicó que la ciudad debía mejorar la señalización y demarcación, sobretodo en vías no principales. El funcionamiento de semáforos las 24 horas seguidas también puede ayudar a reducir las muertes de peatones por accidentes de tránsito. Dentro del factor humano, estar en el rango de edad entre 60 y 75 años se encontró como factor de riesgo para la muerte de peatones. Por esto, se sugirió crear campañas de educación especiales y diferenciadas para las personas en este rango de edad con el fin de enseñarles a entender el lenguaje de la vía y a tener precauciones especiales para evitar accidentes.

Los accidentes donde estuvieron involucrados camiones también representan mayor riesgo para la muerte de peatones, según lo encontrado en la investigación. Esto debido a que la energía cinética liberada en un choque con un vehículo tan grande es muy elevada generando un impacto muy fuerte contra el peatón. Se recomendó a la alcaldía tomar medidas para controlar el tráfico de camiones en vías con alto flujo peatonal; y en estas ser muy estrictos con la separación espacial y temporal entre peatones y vehículos, creando fases semafóricas exclusivas para peatones, puentes peatonales y barreras que impidan el cruce de peatones en lugares prohibidos.

Para futuras investigaciones, se recomienda estudiar más el componente humano y el comportamiento de peatones al ser este uno de los factores más importantes para la ocurrencia de accidentes con usuarios vulnerables no motorizados. También se considera importante un estudio que indague en los factores de diseño del vehículo que puedan ser útiles para la reducción de lesiones en los accidentes que ocurren en la ciudad. De igual manera, se recomienda un estudio que identifique los lugares de mayor flujo de ciclousuarios para indagar más sobre la poca infraestructura para bicicletas que existe en la ciudad.