19 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desmantelada banda que falsificaba medicamentos en Bogotá

14 de febrero de 2015
14 de febrero de 2015

La organización delincuencial tenía su centro de operaciones en el barrio “7 de Agosto”, en la zona centrooccidental de la ciudad, en donde fueron incautadas grandes cantidades de productos médicos falsificados, entre ellos, 745 mil 977 productos naturistas y homeopáticos, 50 kilos de sustancia pulverulenta y 45 mil medicamentos vencidos, mercancía avaluada aproximadamente en 120 millones de pesos.

El informe de la Policía señala que la banda delincuencial alteraba, almacenaba y distribuía medicamentos falsificados de contrabando los cuales en algunas ocasiones eran sustraídos de las diferentes entidades de salud pública, sobre todo en Bogotá.

Las fechas de vencimiento, los números de lote, plegadizas (cajas o empaques), sellos de los laboratorios fabricantes, eran adulterados en los empaques agregando al producto registros de entidades de control de salubridad como es el Invima.

En el laboratorio ilegal fueron incautadas una máquina selladora de bolsas, una capsuladora, una fechadora, 16.556 frascos para empacar grageas, 4.418 tarros, 50 kilos de sustancia pulverulenta y 725.000 cápsulas. Las máquinas eran utilizadas para la elaboración y empaquetamiento de diferentes productos que distribuían posteriormente en forma ilegal.

Las cinco personas capturadas serán procesadas por violación a los artículos 372 y 306 del Código Penal, relativos a la “corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico” y “Usurpación de derechos de propiedad industrial y obtentores de variedades vegetales”, respectivamente.

Del año 2010 a la fecha la Dijin de la Policía se ha incautado de por lo menos cuatro millones de medicamentos falsificados y adulterados, avaluados en 12 mil millones de pesos, es decir unos 6 millones de dólares aproximadamente.

La Policía Nacional recomienda a la ciudadanía, especialmente a los pacientes no adquirir medicamentos a bajo costo y que están fuera del sistema de suministro oficial, es decir medicamentos no POS, ya que no observan las condiciones de seguridad y sanidad exigidas por los organismos de salud, su consumo puede ocasionar graves e irreversibles daños en la salud humana.