27 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Rayos y centellas

28 de enero de 2015

Soltar esa perla el Presidente en un momento en que ese tema no ha sido abordado en la mesa de negociaciones, tendríamos que decir que es, como mínimo, ingenuo. Y así esperamos que sea, porque a nadie se le ocurre que un cuerpo armado como es la guerrilla, que ha tenido presencia permanente en los lugares más apartados, como producto de una negociación, se conviertan en los defensores del Estado, es decir, de aquel aparato a quien han combatido por más de cincuenta años.

La discusión que se ha venido dando, o mejor, la reacción virulenta de la oposición a las declaraciones de Santos es apenas el comienzo de lo que será un proceso tortuoso luego de la firma de la paz, si ello se logra. Porque, digámoslo de manera franca, para que haya un proceso de paz, de reconciliación, no basta con la firma de un acuerdo, sino con poner en marcha y aclimatar toda una serie de acuerdos que seguramente despertarán reacciones encontradas en muchos sectores.

Por ahora sería bueno que el primer mandatario mida bien sus declaraciones para que no se repita lo que ya muchas veces se ha dado, que dice y luego rectifica, aclara, y sostiene que ha sido malinterpretado. Y cuando hablamos de un mandatario que en determinado jura que no va a poner más impuestos, cuando está en campaña, tenemos que comprender que su nivel de credibilidad no es que sea muy alto.

Creemos que frente a todos estos acontecimientos relacionados con los diálogos de la paz, debemos asumir una posición serena, sin los extremos de una oposición radical o de un respaldo sin límites de ninguna clase. La inmensa mayoría de los colombianos estamos anhelando la terminación de un conflicto que mucho daño le ha hecho al país y esa es la razón para que no perdamos la esperanza de que llege a feliz culminación los diálogos de La Habana.

Por lo mismo, tenemos que señalar los errores por parte del gobierno y los excesos de quienes se oponen a todas las acciones que busquen la reconciliación.