28 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La verdadera historia de Antioquia

27 de enero de 2015

william calderon
Familia (el título escueto del libro)

Con una narración fluida y admirable (dicen sus lectores preliminares), la novela da cuenta de un grupo familiar de clase media, sin mucha prosapia pero sí con participación activa en la vida económica, social y política de la región.

El núcleo central del texto recoge la vida de El Padrino (el único que hasta ahora se ha merecido ese título en Colombia) y sus parientes desde sus orígenes en Caramanta, la provincia limítrofe de Antioquia con el Viejo Caldas, y luego su posterior influencia en la vida del país, a partir de su reinado en el contrabando de los años sesenta y setenta.

Entre el bien y el mal

Colonizadores del suroeste, mineros en los montes de Marmato y Conde; concejales pueblerinos; monja superiora y alcahueta con el proceder de su hermano contrabandista; pedagogo gay (exalcalde menor de Bogotá en la época de Jorge Eliécer Gaitán); traficantes y empresarios jóvenes, mecenas de políticos nacionales; mujeres sacrificadas a sus maridos; padres honrados que hicieron su vida en el trajín diario de Guayaquil; hijos diversos que caminan entre el bien y el mal que les depara el destino; militares cómplices en los negocios ilícitos, guerrilla, amantes… Hasta presidentes de la República y escritores homenajeados desfilan por este telón narrativo de lo que presagia convertirse en una obra esencial para conocer la gesta del pueblo antioqueño, lleno de contradicciones.

Sin retenes mentales

Escrita con la pasión de quien honra a la familia tal como es, la novela es la primera obra que habla con gran verismo de la Antioquia que no cuenta la publicidad estatal, dice de ella el historiador de la Universidad Nacional, Luis Fernando González.

Una virtud de Familia: casi documental, conserva los nombres propios de los personajes, las fechas de los sucesos y los testigos presenciales de sus actos, para que nadie dude de esta realidad atroz de la región.

¿Quién la edita?

La obra se encuentra en manos de una editorial –colombo-española con sede en Bogotá. Ya fue aprobada por el editor de la empresa, y está en trámites de edición y proceso comercial.

Señalemos que Jairo Osorio Gómez, su autor, es un periodista reservado de Medellín, editor, además, sin las ínfulas de otros.