21 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jefe ELN proclive a dos mesas de diálogo y un único proceso de paz en Colombia

27 de enero de 2015
27 de enero de 2015

«Gabino», máximo jefe del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), segunda guerrilla colombiana, se refirió al tema 19 días después de ratificar su disposición a dialogar con el gobierno de Juan Manuel Santos, con el que discute desde hace meses una hoja de ruta que permita una salida negociada al enfrentamiento armado.

«Hemos hecho un cuidadoso seguimiento al proceso de paz que desarrolla el gobierno y los compañeros de las FARC, con estos últimos hemos desarrollado importantes intercambios, concluyendo en la importancia de (establecer) dos mesas con miras a un solo proceso» de paz, indicó.

«Ello no niega que al final pueda haber una sola mesa, dejémosle eso a la realidad que siempre es más interesante y sorpresiva que nuestras propias intenciones», comentó «Gabino» en una carta dirigida a la periodista María Elvira Samper, que se publicó en el sitio web eln-voces.com

El veterano guerrillero, cuyo verdadero nombre es Nicolás Rodríguez, también negó que la lucha armada haya «fracasado» o perdido «validez» y enfatizó que los guerrilleros son «los más interesados» en dejar las armas.

«Los guerrilleros somos de los más interesados en que no siga siendo necesario estar alzados en armas, ejerciendo el derecho a la rebeldía para resistir y luchar, es mucho mejor hacerlo legalmente en las plazas públicas, barrios o veredas», dijo en la misiva.

Samper, una conocida periodista colombiana, acusó al ELN de «sordera» y de «no reconocer sus errores» en una columna publicada hace un par de semanas en el diario El Espectador.

El 7 de enero, en el 50 aniversario de su primera incursión armada, el ELN, con unos 2.500 combatientes según cifras oficiales, anunció a través de «Gabino» su voluntad de iniciar un proceso de paz.

En junio, el grupo nacido en 1964 e inspirado en la Revolución Cubana había dicho que adelantaba diálogos preliminares de paz con el gobierno para establecer una mesa de negociación paralela a la instalada en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), hace más de dos años.

Colombia vive un conflicto armado que ha involucrado a guerrillas, paramilitares, agentes del Estado y narcotraficantes, y ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.