13 de julio de 2024

Sigue el rifirrafe de los libros

11 de noviembre de 2014

 

Según Juan Pablo, a su papá le caía gordo –no le simpatizaba José Obdulio— porque “se creía de mejor familia”. (Es hijo de un hermano de doña Hermilda, la finada mamá de Pablo Emilio).

El consejo de primo a primo

En la página 155 de su libro “Mi hermano Pablo”  escribió el mayor de los siete vástagos Escobar Gaviria:

“…Planeó (el capo) la construcción de unas 500 casas en varias etapas. Las primeras serán para los ancianos, los niños y las mujeres abandonadas, les explicaba en las reuniones nocturnas que presidía y a las que asistía acompañado del tío periodista. Hernando Gaviria y de un primo que ya estaba metido en la política, llamado José Obdulio”.  Según “El Osito”, en una de esas reuniones este le dijo: “Ve, Pablo, vos por qué no te metes a la política, si te quiere tanto la gente”, le insinuó el primo. Pablo ya había pensado en eso, y sabía del cariño de la gente. Y aceptó. Si, lo voy a hacer porque la plata de este país se la roban los políticos”.

Incidente en cárcel de Itagüí

En la página 158 del  mismo libro el hermano mayor de Pablo Escobar se refirió a un episodio que se presentó en la cárcel de máxima seguridad de Itaguí, donde estaba preso “El Osito”, cuando acababa de llegar, en plan de visita, su pariente José Obdulio Gaviria haciendo parte de una comisión de paz encabezada por el inmolado arzobispo Isaías Duarte Cancino. No quiso pasar a la celda, a saludarlo, y dijo que no tenía ningún parentesco con “El Osito”, quien se enteró a tiempo de la doble negativa de su primo hermano. Y escribió:

“Enterado del asunto, esperé a que terminara la reunión de paz, en la celda del guerrillero Francisco Galán, y cuando salían por un costado de mi celda, asomé la cabeza para gritarle a mi primo: “Oiste, José Obdulio, cuando subías a La Catedral (la cárcel de Envigado) a que mi hermano te diera plata, ahí sí eras primo, pero ya no. Todos lo miraron con burla y cierta exclamación de sorpresa”, anotó el relator.

Las ´”ligas” millonarias

A renglón seguido vino la explicación de Roberto Escobar: “El primo solía visitarnos en La Catedral y Pablo le regalaba entre  10 y 15 millones de pesos para sus gastos personales y políticos en Medellín. El padre de José Obdulio es hermano de mi mamá y siempre lo recibimos como a un familiar más. Pero mi hermano no lo hacía con dobles intenciones, ni para después cobrar algún favor. La hacía con la idea de ayudar para que salieran adelante”.

El libro del mayorazgo de los Escobar, publicado en el año 2000 por “Quintero editores”, ha cobrado vigencia ante la aparición del libro de su sobrino Juan Pablo, que ha desencadenado una ola de rectificaciones entre la propia familia del temible jefe del cartel de la cocaína.   

Tolón Tilín

En Medellín se dice que a ruego de doña Hermilda, su señora madre, Roberto Escobar, “El Osito” produjo unos días después de la publicación de su libro “Mi hermano Pablo” una aclaración alrededor de la visita de José Obdulio a la cárcel de Itaguí, donde se produjo el incidente, en un esfuerzo por sacar en limpio al futuro consejero presidencial y actual senador de la república.