22 de julio de 2024

Minhacienda insiste en que reforma no afecta a clase media

28 de noviembre de 2014
28 de noviembre de 2014

 

Cárdenas dijo que el Congreso le cumplió al país porque sacó adelante en comisiones una iniciativa que es necesaria para el país, para mantener la ruta de la inversión pública y la expansión de programas sociales, para que las familias colombianas, especialmente las más pobres, puedan salir de esa condición.

Destacó que pretende una mayor tributación en cabeza de quienes tienen más capacidad económica, con una estrategia del gobierno para mantener la dinámica de la economía.

Sobre lo aprobado en las comisiones económicas del Congreso, Cárdenas explicó que el proyecto de ley deroga el impuesto a la riqueza a partir del año 2018. Este impuesto se cobrará en los años 2015, 2016 y 2017, y será reemplazado en 2018 sobre una sobretasa al CREE (impuesto a la renta para la equidad), que grava las utilidades de las empresas. Esta sobretasa se aplicará a utilidades superiores a los 800 millones de pesos en el año.

Ante una pregunta de Caracol Radio sobre quiénes, en términos numéricos, serán gravados con este impuesto a la riqueza y la posterior sobretasa a las utilidades, Cárdenas explicó que a quienes poseen patrimonio líquido por más de mil millones de pesos.

«Por ejemplo, si una persona tiene un patrimonio de 1.500 millones de pesos y deudas de 500 millones, su patrimonio líquido es de 1.000 millones de pesos. En este caso, el contribuyente puede deducir de la base gravable el valor de su vivienda hasta por 340 millones de pesos y, en consecuencia, la base final para liquidar el impuesto a la riqueza le queda en 660 millones de pesos, cifra a la que se le aplica una tarifa de 0,125% y pagará algo así como 800.000 pesos en el año», anotó.

Este impuesto deben pagarlo alrededor de 50.000 colombianos que tienen patrimonio superior a los 1.000 millones de pesos, insistió. Añadió que para fijar el monto del impuesto no se tiene en cuenta las acciones, porque se entiende que esas acciones ya han pagado el impuesto desde las empresas que las emiten.

Luego explicó cómo será el desmonte del impuesto a la riqueza y su reemplazo por la sobretasa a las utilidades.

«La tarifa máxima, que se aplica a patrimonios por encima de 5.000 millones de pesos, hoy es de 1.5%. El año entrante será de 1,3%, en el 2016, de 1% y en el año 2017, de 0,76%. De igual manera, todas las tarifas van bajando gradualmente».

Y de la sobretasa a las utilidades, anotó que actualmente el CREE es de 9%. A partir de 2015 a esta tarifa se le aplica una sobretasa para quienes tienen utilidades superiores a los 800 millones de pesos anuales. Esa sobretasa será de 4% para el 2015, de 6% para el 2016, de 7% en el 2017 y de 9% para el año 2018, puntualizó.