13 de julio de 2024

Los manizaleños están prefiriendo la bicicleta

11 de noviembre de 2014
11 de noviembre de 2014

ciclista mujer

Así lo demuestra la última encuesta de percepción ciudadana realizada por el programa “Manizales Cómo Vamos”. Al preguntarle a la comunidad cuál era el medio de transporte diario de su preferencia para desplazarse a su estudio o trabajo, el 3 % mencionó la bicicleta.

Este dato sorprende, ya que en la actualidad la capital de Caldas no cuenta con ciclorrutas establecidas ni con una incursión de este medio de movilidad a la red de infraestructura vial.

En comparación con Medellín, que ya tiene establecido su sistema vial en bicicleta desde hace aproximadamente cuatro años, Manizales está haciendo uso de este medio de transporte en una proporción mayor, ya que, según el dato de origen-destino de la capital antioqueña, se generan aproximadamente 39.000 viajes en bicicleta al día, es decir, el 0,7 % del total.

Dicha característica estimuló el interés por buscar en esta alternativa de transporte una solución a los problemas de represamiento y congestión que se dan en horas pico en las principales vías de la ciudad (entre las que se encuentran la Avenida Santander). Además, es una opción económica para la población estudiantil y trabajadora.

Por ello, diferentes instituciones de la ciudad, en cabeza de la Universidad de Caldas, se unieron y conformaron el proyecto “Manizales en Bici”, en el cual la U.N. Sede Manizales tiene cabida como integrante de la Mesa Interinstitucional.

La participación de la U.N. se centra en la revisión de los documentos técnicos que se están empezando a generar.

“Seremos una especie de asesores, desde el punto de vista académico, de las metodologías que ese están usando para hacer los análisis de movilidad con bicicleta”, explica Diego Alexander Escobar García, profesor de la Sede Manizales.

Los insumos que la Universidad Nacional entregó en el 2011 a la Alcaldía de Manizales en el Plan de Movilidad y los estudios realizados para la Universidad de Caldas del Centro Cultural Universitario, la convierten en referente para este tipo de análisis y procesos.

“En el Plan de Movilidad, hay una parte muy importante de la propuesta de la Red de Ciclorrutas, la cual se compone de aproximadamente 110 km que fueron analizados desde el punto de vista físico. No obstante estos recorridos deben ser probados para buscar su correcta inserción en la red vial”, afirma Escobar García.

En cuanto al análisis de movilidad solicitado para el Centro Cultural, uno de los objetivos era dar a conocer cómo los estudiantes podían llegar en bicicleta a este punto, sin embargo el grupo interdisciplinar, en cabeza del profesor de la U.N., fue más allá y propuso carriles “bici” para unir las diferentes sedes de la Universidad de Caldas.

Manizales en Bici

Sobre este proyecto, el doctor en Gestión del Territorio e Infraestructura del Transporte, señala que Manizales requiere una red en la que se complementen todos los vehículos de transporte; además de generar una gran campaña pedagógica y cultural para que la comunidad se “enamore” de la bicicleta y sienta seguridad en todo los canales de movilidad de este tipo para su uso.

Por ejemplo, desde que Medellín inició con el proceso de trasporte en bicicleta en el 2010, ha invertido más de 23.000 millones de pesos. Guardando las proporciones con Manizales -sin haber hecho cálculos todavía- seguramente se tendrán que invertir más de 10.000 millones para tener este sistema similar.

Otro de los argumentos para lograr un afianzamiento positivo de la implementación de la bicicleta se puede observar en el Plan de Movilidad para la ciudad, el cual indica que cerca del 92 % de la red de estructura vial es apta para esta alternativa.

“El proyecto apenas inició. Se están haciendo estudios que determinan la importancia de la conexión de este medio a la red vial. Asimismo, tenemos alianzas estratégicas con Finlandia y Suecia, países que tienen unas pendientes abruptas similares a las nuestras, para las cuales han encontrado soluciones como sistemas eléctricos para hacer más fácil la subida del ciclista. Esto se analizará para trabajarlo en conjunto con la Chec (Central Hidroeléctrica de Manizales)”, puntualiza el experto de la Universidad Nacional.

Dato Técnico

Un estudio físico o de pendiente se refiere a la inclinación que tiene una vía. En términos técnicos, la máxima para poder tener una ciclorruta es del 8 %. En Manizales se han propuesto corredores –en casos muy específicos- de hasta del 10 %, por las características particulares que tiene la ciudad.

(Por:Fin/FLPV/dmh/AC)
U Nacional de Manizales