29 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Liberación de secuestrados contribuye a recuperar clima para continuar diálogos: Santos

30 de noviembre de 2014
30 de noviembre de 2014

El jefe de Estado advirtió que “aunque el paso dado por las Farc corresponde al deber de obrar conforme a la ley, es evidente que esa decisión contribuye a recuperar el clima propicio para continuar los diálogos, demuestra la madurez del proceso y nos permite unir nuestra voz a la de millones de colombianos que expresan su solidaridad con los liberados”.

Sin embargo, anuncia que se reunirá con los negociadores del gobierno nacional “para discutir los términos de su regreso a La Habana” para reanudar las conversaciones de paz, suspendidas a raíz del triple secuestro, y tácitamente rechaza por enésima vez las pretensiones de las Farc sobre un cese bilateral del fuego y la “recomposición” de la mesa de negociaciones.

“Tengo la convicción de que negociar en medio del conflicto ha sido la mejor manera de preservar los elementos esenciales del Estado y evitar que las conversaciones se conviertan en un ejercicio interminable”, precisa el primer mandatario, quien, además, reafirma “que la agenda del proceso de negociación con las Farc es sobre los cinco puntos acordados y esto no ha cambiado. Hemos logrado acuerdos acerca de tres de los puntos y seguiremos trabajando para lograr acuerdos en los dos restantes”, notifica el Presidente.

El texto integral del comunicado de la Presidencia de la República, es el siguiente:

• El Brigadier General Rubén Darío Álzate, el Cabo Primero Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego fueron liberados en el día de hoy.
• Rechazamos el secuestro de cualquier ciudadano y nos alegra el regreso de estos conciudadanos a su hogar.
• El Gobierno Nacional agradece a los países garantes y al Comité Internacional de la Cruz Roja su decidido apoyo para superar esta dificultad en el proceso de paz.
• Aunque el paso dado por las FARC corresponde al deber de obrar conforme a la ley, es evidente que esa decisión contribuye a recuperar el clima propicio para continuar los diálogos, demuestra la madurez del proceso y nos permite unir nuestra voz a la de millones de colombianos que expresan su solidaridad con los liberados.
• La negociación en medio del conflicto tiene costos que son difíciles de entender y aceptar.
• Me duelen profundamente los hechos de la guerra y soy el primer colombiano que lamenta y condena la muerte de soldados, policías, niños, hombres y mujeres. Sin embargo, tengo la convicción de que negociar en medio del conflicto ha sido la mejor manera de preservar los elementos esenciales del Estado y evitar que las conversaciones se conviertan en un ejercicio interminable.
• Me reuniré con los negociadores para discutir los términos de su regreso a La Habana. Reafirmo que la agenda del proceso de negociación con las FARC es sobre los cinco puntos acordados y esto no ha cambiado. Hemos logrado acuerdos acerca de tres de los puntos y seguiremos trabajando para lograr acuerdos en los dos restantes.
• Valoro y agradezco el apoyo de los colombianos y de la comunidad internacional en torno a la solución de este episodio y les pido que estemos más unidos que nunca para poder poner fin a este conflicto que tanto nos ha costado a todos.
Comunicado  de las FARC

El general Rubén Darío Alzate, el suboficial José Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, han sido liberados por el Bloque Iván Ríos de las FARC en el caserío de Vegaez, a orillas del río Arquía, al norte de Quibdó.

Rodeados de la población humilde de la zona, el general y sus acompañantes fueron entregados, personalmente, por el comandante Pastor Alape a una misión humanitaria integrada por representantes de Cuba y Noruega-países garantes del proceso de paz-, y del CICR. El líder insurgente viajó desde La Habana hasta las selvas del Chocó, mandatado por Timoleón Jiménez, comandante de las FARC, para garantizar una liberación pronta y sin sobresaltos de los prisioneros, misión lograda con las más altas calificaciones.

Igualmente, informamos a los colombianos que en la concreción del Acuerdo Humanitario Especial, que el 25 de noviembre pasado condujo a la liberación exitosa de los soldados profesionales, Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, en las sabanas de Arauca, participó directa y activamente, el comandante Carlos Antonio Losada.

Mil gracias a los gobiernos de Cuba y de Noruega y al Comité Internacional de la Cruz Roja, por su abnegación humanitaria y porque su participación en las liberaciones, de alguna manera salva un proceso de paz que avanzaba en medio de la esperanza.

Ahora tendremos que rediseñar las reglas del juego, porque un proceso de paz que ha llegado al nivel donde se encuentra, y que se apresta a discutir los temas más decisivos de la paz, no puede estar sometido a ningún tipo de actitudes precipitadas e irreflexivas que aplacen el advenimiento de nuestra reconciliación.

Invitamos al Presidente Santos a que, con el corazón en la mano y la mente plena de sentido común, piense que no podemos darle más largas al absurdo de unos diálogos de paz en medio de la guerra. Es hora del cese bilateral del fuego, del armisticio, para que ningún suceso bélico en los campos de combate sirva para justificar la interrupción de una tarea tan hermosa y tan histórica, como es la de acordar la paz para una nación que anhela ese destino. Zafémonos de la incoherencia de hablar de reconciliación y de reconocimiento de las víctimas, sin apagar el fuego de los fusiles y sin detener las políticas económicas neoliberales generadoras de miseria, que atizan la guerra y la victimización de un pueblo al que le ha llegado la hora de la justicia.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP