12 de julio de 2024

Gremio petrolero no ve como señal positiva una reducción en plan de inversión de Ecopetrol

26 de noviembre de 2014
26 de noviembre de 2014

 

Según el directivo gremial, un recorte presupuestal en la empresa que maneja cerca del 60% de la actividad productiva del sector, no solo le estaría enviando una señal negativa a los inversionistas extranjeros, sino que se estaría afectando los resultados de la actividad a largo plazo”.

“Cualquier decisión de este tipo debe analizarse con el mayor cuidado y precisión, hay que tener presente la estructura de una industria como la petrolera donde muchos de sus resultados son a largo plazo. Por ello, lo que no se haga ni invierta hoy, va a tener una fuerte consecuencia dentro de cinco o siete años”, aseguró Lizarralde Montoya.

Frente al tema de entrega de dividendos de Ecopetrol, el presidente del gremio indicó que así como en cualquier empresa cuando las utilidades disminuyen, así mismo lo hacen los dividendos.

“Una estructura que siga repartiendo el mismo número de utilidades, sino tiene las mismas ganancias, lo que estaría repartiendo es el capital, y eso debilitaría la estructura de una empresa. Cuando se gana se distribuye, cuando se pierde no”, aseguró Lizarralde Montoya.

En cuanto a la priorización de proyectos de Ecopetrol, el directivo gremial señaló que se debe analizar cuáles son los que se les quiere dar importancia, ya que no se pueden poner en riesgo los que tengan resultados a largo plazo.

“Hay que tener presente la estructura de una industria como la petrolera donde muchas de las inversiones se ven reflejadas a largo plazo; por ejemplo, si yo no le invierto a la sísmica o a la perforación, no tendré resultados en siete años, es decir, disminuir estas actividades es condenar al país a un debilitamiento de la producción petrolera”, explicó el presidente de Campetrol.

En este sentido Lizarralde Montoya dijo que inversiones como las de la refinería de Barrancabermeja son fundamentales para el crudo pesado que es el que se obtiene en el país.

“El proyecto de modernización de Barrancabermeja está proyectado para dentro de dos años, y es que 2017 está a la vuelta de la esquina. Yo tengo que hacer un análisis de que si lo que me cuesta a mí la inversión de la refinería es mayor al beneficio en el futuro, pues paro el proyecto, pero si el costo es menor, pues tengo que alimentar el plan, porque el endeudamiento que yo adquiera lo voy a pagar con la producción futura”, destacó el directivo gremial.

Con respecto a la reducción del endeudamiento, en lo cual la petrolera ya anunció la venta de su participación en la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) e ISA, para recaudar más recursos, el presidente ejecutivo de Campetrol expresó que antes de cualquier decisión, lo fundamental está en evaluar si las inversiones que tiene la petrolera en estas empresas están generando o no ingresos.

“La pregunta es cuánto me cuesta ese endeudamiento y cuántos son los dividendos que me produce eso, si los dividendos son mayores a  lo que me produce el endeudamiento, ¿para qué reduzco el endeudamiento?”, destacó Lizarralde Montoya.

Frente a la Estrategia al 2030 que tiene Ecopetrol, el presidente de Campetrol indicó que cada decisión que se tome debe ser en función del largo plazo.

“Todo lo que se haga en plan de inversiones debe tener presente la estructura de la industria y la proyección a futuro, hoy tenemos bajos precios, pero eso no quiere decir que estos permanezcan así en siete años”, puntualizó Lizarralde Montoya.