28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno colombiano responde a críticas de Amnistía Internacional al programa de restitución de tierras

28 de noviembre de 2014
28 de noviembre de 2014

 

En un pronunciamiento oficial, el ejecutivo colombiano adiverte que “Colombia es el único país que asumió el reto de restituir tierras en medio del conflicto” y destaca que “la comunidad internacional reconoce y destaca el esfuerzo del Gobierno colombiano por devolver las tierras a sus legítimos dueños. La ONU, El Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Comisión Nacional de Tierras de Kenia, la Unión Europea, por nombrar los ejemplos más recientes, han resaltado la labor de Colombia como país ejemplar en la implementación de la restitución a campesinos y comunidades étnicas”, precisa en un comunicado.

Amnistía Internacional en su informe “Un título de propiedad no es suficiente: asegurar la restitución sostenible de la tierra en Colombia”, enfatiza que la Ley 1448 de víctimas y restitución de tierras es defectuosa y se aplica con mucha lentitud, habiéndose cubierto solamente una pequeña parte del territorio.

Además señala que el ejecutivo colombiano no está haciendo lo suficiente para conjurar los peligros que afrontan las pocas personas que logran acceder a un título de propiedad e intentan volver a sus antiguos hogares.

“¿Cómo puede esperarse que estas personas vuelvan a sus hogares sabiendo que pueden estarles esperando la misma gente que les echó de sus tierras y mató a sus familiares y amigos?”, pregunta el autor del informe, el especialista en Colombia de AI, Marcello Pollack.

Reseña que “Colombia tiene uno de los índices de desplazamientos forzosos más altos del mundo y está claro que las autoridades no están haciendo lo suficiente para garantizar que las tierras robadas sean devueltas a sus verdaderos ocupantes”.

“Entregar un título de propiedad y enviar a la gente a su casa no es suficiente. Las autoridades colombianas deben acelerar el proceso burocrático y garantizar seguridad física y financiera a los que retornan”, precisa Pollock, quien señala, además, que “los responsables de delitos por desplazamiento forzoso deben ser llevados ante la justicia”.

AI denuncia que aún hay presencia de paramilitares en esos territorios usurpados y que en agosto de 2014 la fiscalía colombiana había investigado al menos 35 asesinatos relacionados con el proceso de restitución.

En su informe Amnistia afirma que un 13 % de la población colombiana, en su mayoría agricultores, indígenas y descendientes de africanos, han sido desplazados de sus hogares en las cinco décadas de conflicto armado, principalmente por paramilitares y fuerzas de seguridad del Estado” y subraya que unos ocho millones de hectáreas de tierra -un área mayor que Costa Rica- han sido usurpadas a menudo “para beneficio de poderosos intereses económicos”.

Amnistía critica también que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos no haya abordado la restitución de tierras ocupadas por empresas nacionales y multinacionales, que han aprovechado el conflicto interno para su beneficio económico.

“El proceso de restitución de tierras no ha logrado garantizar que esos poderosos intereses económicos nacionales e internacionales dejen de beneficiarse de inversiones en terrenos obtenidos mediante la violación de los derechos humanos y como expolios de guerra”, manifiesta Pollack.

AI indica que, tal como está concebida, la Ley 1448 “crea una jerarquía de víctimas”, pues las opciones de reparación dependen de cuándo se confiscaron las tierras, de forma que quedan excluidas las personas a quienes se las quitaron antes de 1991.

El presidente Santos “ha dado algunos pasos en la dirección adecuada con la Ley 1448?, pero ahora debe hacer más y “asegurarse de que todos los que fueron expulsados de sus tierras puedan volver a ellas y reanudar sus vidas en paz y seguridad”, destaca Pollack.

Comunicado del gobierno colombiano

Frente a todo este panorama que presenta el organismo internacional, el gobierno colombiano entregó el siguiente comunicado:

Ante el informe publicado por Amnistía Internacional, denominado Un título de propiedad no basta: por una restitución sostenible de tierras en Colombia, la Unidad de Restitución, adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural señala que:

– Colombia es el único país en el mundo que ha asumido el reto de restituir tierras en medio del conflicto armado. El Gobierno pudo esperar a que el conflicto acabara, pero tomó la decisión de no darle más espera para saldar una deuda histórica.

– El 100% de las familias que han vuelto a sus tierras se mantienen en ellas, ello demuestra que existen garantías para un retorno seguro y sostenible.

– La restitución de tierras se logra gracias al esfuerzo conjunto de las diferentes entidades del Gobierno. Sobre el informe de amnistía internacional ministerios y entidades reaccionaron:

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, reiteró el compromiso de la Unidad de Restitución de tierras y enfatizó: “El gobierno está trabajando con determinación en la reparación a las víctimas, la restitución de tierras muestra resultados contundentes poniéndole la cara a un problema que lleva más de 50 años y no había sido enfrentado antes con tanto compromiso. Ya somos ejemplo internacional en administración de justicia para el campo.”

De otro lado, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró “El pronunciamiento desconoce que los procesos de restitución de tierras, se iniciaron en Colombia sin que haya cesado el conflicto armado interno, lo que evidentemente dificulta que los procesos avancen de manera efectiva en todo el territorio nacional.” Así mismo, el jefe de la cartera reiteró que “el Ministerio de Defensa Nacional, desde el inicio de vigencia de la Ley 1448 de 2011, implementó instancias de inteligencia y operacionales que han contribuido de manera significativa a las labores que desarrollan la Unidad de Restitución de Tierras y los funcionarios judiciales. Destacamos el esfuerzo permanente de la Fuerza Pública en prepararse en todos los temas de la Ley 1448 de 2011. A la fecha se han capacitado más de 12.000 miembros de la Fuerza Pública comprometidos con los procesos de restitución de tierras”.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, señaló: “La restitución de tierras avanza. Como todo proceso ha enfrentado obstáculos que han sido superados por las entidades que tienen la responsabilidad de adelantarlo con apego a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, brindando las garantías para el retorno de la población y las medias de protección para los reclamantes.”

La comunidad internacional reconoce y destaca el esfuerzo del Gobierno colombiano por devolver las tierras a sus legítimos dueños: la ONU, El Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Comisión Nacional de Tierras de Kenia, la Unión Europea, por nombrar los ejemplos más recientes, han resaltado la labor de Colombia como país ejemplar en la implementación de la restitución a campesinos y comunidades étnicas.

Ante este reto, asumido en medio del conflicto, los avances son contundentes:

– En tan solo dos años se han devuelto más de 84.516 ha a más de 11.401 personas. Además, en manos de jueces hay 300 mil hectáreas para sentencia.

– Al comparar estos resultados con los de políticas como Justicia y Paz (donde se han logrado 22 restituciones en 9 años) o Extinción de Dominio (que ha devuelto poco más de 700 predios), resaltan los logros de la Ley 1448 del 2011. Es de notar que en solo dos años, por medio de esta ley, se han devuelto más de 1.434 predios.

– Las familias restituidas a nivel nacional han recibido ayudas para proyectos productivos por más de $25.000.000.000. En vivienda, el Estado ha asignado subsidios a cerca de 2.000 familias por más de $30.000.000.000. Además, se han concretado acuerdos para el alivio de pasivos y la exoneración de impuestos.

– Actualmente existen 242 zonas intervenidas por la Unidad de Restitución de Tierras, tras el aval del Ministerio de Defensa.