16 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El piano de «Casablanca» rematado en US$ 3,41 millones

25 de noviembre de 2014
25 de noviembre de 2014

NUEVA YORK AFP, mar nov 25 2014.

El piano color naranja con detalles arabescos de flores aparece en la escena de culto en la que «Ilsa» (Bergman) pide al pianista Sam, interpretado por Dooley Wilson, que toque el tema «As Time Goes By» al llegar al cabaret propiedad de su antiguo amor «Rick» (Bogart) en la ciudad marroquí de Casablanca.

El instrumento fue la estrella de la subasta «There’s no place like Hollywood» («No existe lugar como Hollywood»), que incluía más de 30 objetos utilizados en «Casablanca» (1942) y fue organizada el lunes en Manhattan por la casa de remates Bonhams y Turner Classics Movies.

La subasta del piano arrancó con un precio de base de 1,6 millones de dólares que en tres minutos de puja alcanzó los 2,9 millones, un monto que con el «premium» de impuestos llegó a los 3,413 millones finales.

Probablemente fabricado en 1927, el instrumento tenía solo 58 teclas, 30 menos que un piano moderno clásico.

Su tapa había sido adaptada para la trama de la película, que tiene lugar en plena Segunda Guerra Mundial y en la que Rick se debate entre su amor por Ilsa y el pedido de ayuda de ésta para permitir que su marido Victor (interpretado por Paul Henreid) pueda escapar de Casablanca, controlada por el gobierno francés de Vichy títere del régimen nazi.

Era la primera vez que salía a subasta, con su banqueta e incluso un goma de mascar seca pegada, «con una ligera marca de huella dactilar visible con una lupa», según Bonhams.

Otro piano usado brevemente en la película había sido rematado en 2012 en 602.500 dólares.

Las puertas del «Rick’s Café».

«Casablanca», que logró tres Óscar en 1943, figura entre los filmes estadounidenses más populares de todos los tiempos, según una lista establecida por el Instituto del Cine de ese país.

Las puertas del «Rick’s Café», donde Bergman pide a Bogart que ayude a su marido a escapar hacia Estados Unidos, fueron vendidas a un precio de 115.000 dólares, por encima de la estimación de entre 75.000 y 100.000 dólares hecha por la casa de remates.

El guión original de «Everybody comes to Rick’s» («Todos vienen a Rick’s»), que se convertiría luego en «Casablanca», se subastó en 106.250 dólares, mientras una copia del guión final revisado fue adquirido en 68.750 dólares.

Entre los lotes había fotos autografiadas de Bogart, Bergman y Dooley Wilson, cartas y hasta sillas del «Rick’s Café».

Algunos de los objetos, todos procedentes de una colección privada, no encontraron comprador, como fue el caso de una lámpara.

En cambio, un coleccionista pagó 118.750 dólares por «el permiso de tránsito» que Bogart ofrece al marido de Bergman.

Además de los objetos de «Casablanca», también fueron subastados este lunes vestidos de las estrellas de Hollywood Grace Kelly, Marilyn Monroe, Judy Garland y Rita Hayworth, así como un saco utilizado por Clark Gable en «Lo que el viento se llevo».