2 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El 50 de las personas entre 18 y 64 años del Eje Cafetero presentan sobrepeso

14 de noviembre de 2014
14 de noviembre de 2014

“Caminar 150 minutos a la semana y reducir el consumo de grasas pueden salvarlo de contraer diabetes, una enfermedad que sufren 220 millones de personas en el mundo y que en el 2009 causó la muerte de 78 personas en Risaralda”, dijo Rendón.

Y es que de acuerdo con el Director de Salud Pública del Departamento, Cristián Herrera Giraldo, la diabetes es la quinta enfermedad que más decesos genera en el departamento y en el mundo.

El Registro Individual de Prestación de Servicios de Salud, Rips, confirmó que el año pasado cerca de 30 mil risaraldenses consultó al médico por causa de la diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica del metabolismo que se manifiesta por niveles elevados de glucosa en la sangre debido a una acción deficiente de la insulina producida por el páncreas o en los receptores de esta hormona en todo el cuerpo. Se calcula que existen 17 millones de personas con diabetes en el mundo.

Las medidas preventivas son:

1.      Nutrición adecuada evitando el consumo exagerado de azúcares y grasas.

2.      30 minutos diarios de ejercicio.

3.      Evitar y controlar el sobrepeso, el tabaquismo y la hipertensión arterial.

4.      Las personas que tengan o que sospechen que tienen diabetes, además de las recomendaciones anteriores, deben consultar frecuentemente el médico para que se revisen los niveles de glicemia. Llevar una dieta estricta y revisar  permanentemente las piernas y pies consultando ante cualquier alteración del color de la piel, la aparición de ampollas o lesiones.

Los síntomas principales de la diabetes mellitus son emisión excesiva de orina, aumento anormal de la necesidad de comer, incremento de la sed, y pérdida de peso sin razón aparente. La OMS reconoce tres formas de diabetes: tipo1, tipo 2 y diabetes gestacional (ocurre durante el embarazo), cada una con diferentes causas y con distinta incidencia.

La diabetes causa diversas complicaciones, dañando frecuentemente ojos, riñones, nervios y vasos sanguíneos. Sus complicaciones agudas son consecuencia de un control inadecuado de la enfermedad mientras sus complicaciones crónicas (cardiovasculares, nefropatías, retinopatías, neuropatías y daños microvasculares) son consecuencia del progreso de la enfermedad.