19 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“América Latina es un continente que vulnera los derechos de los niños”

17 de noviembre de 2014
17 de noviembre de 2014

Uno de ellos es el argentino Pablo Vommaro, quien se desempeña como el coordinador de Área de Grupos de Trabajo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Claccso). Él habló acerca de lo que significa para esta institución la Bienal y sobre todo como ésta la situación de la niñez y la juventud en América Latina.

¿Cuál es el papel de Claccso en la Bienal?

Claccso está muy orgulloso de participar en esta Bienal y sobre todo de ser uno de los organizadores de este gran encuentro como un espacio de confluencia de investigadores, agentes de políticas públicas, organizaciones que trabajan con niños y jóvenes y de medios de comunicación, para poder trabajar por unas infancias y unas juventudes más dignas, más justas y mucho más iguales en América latina y el Caribe.

¿Porque es tan importante hablar de infancia y juventud en este momento en América Latina?

Porque América Latina es un continente joven, sobre todo si uno lo compara con Europa y otras regiones del mundo. Los países de Centro América tienen un promedio de edad de la población de 21 años,  como en el caso de Guatemala, y  de 22 años en El Salvador. Por ello, la infancia y la juventud son protagonistas activas del presente y del futuro de esos países, pero son víctimas de estigmatizaciones, persecuciones, criminalizaciones de violencia y también de desigualdades.

¿Cuáles son esas desigualdades?

Por ejemplo, el en caso del desempleo juvenil, que duplica al de los adultos y en lo que tiene que ver con la pobreza, a veces duplica y cuadriplica a la de los adultos. Los jóvenes son víctimas de múltiples violencias y conflictos.

A pesar de ello, los niños y los jóvenes se perciben como sujetos de cambio, ¿qué opina de ello?

Estoy convencido, así como los organismos que trabajan por ellos, que los niños y los jóvenes son sujetos de cambio porque tienen capacidades y fortalezas. Lejos de pensar que los  jóvenes no estudian o no trabajan, creo que día a día están comprometidos desde sus  barrios, comunidades, escuelas y universidades por un futuro mejor para Colombia, América Latina y otras regiones del mundo.  Se necesita visibilizar y acompañar estos procesos de potenciación de expresión de las capacidades de los jóvenes,  es una obligación no solo científica sino ética y política de todos los investigadores que trabajamos por ellos en América Latina.

Sobre derechos

¿América Latina es un continente que vulnera los derechos de niños y jóvenes?

Creo que sí, América Latina es un continente que vulnera así como otras partes del mundo, y no sólo los vulnera persiguiéndolos, criminalizándolos, y estigmatizándolos, sino que los vulnera no escuchándolos, no considerándolos voces calificadas y sujetos con potencias, capacidades y fortalezas para poder ser protagonistas hoy del desarrollo de nuestras sociedades.

¿Qué países son los que más vulneran a los niños y jóvenes?

Es difícil nombrar a países enteros porque dentro de los países hay singularidades, excepcionalidades y casos rescatables, aún en países complicados. Muchos países centro americanos empezando por Honduras y Guatemala,  donde  los jóvenes son perseguidos y asesinados. Los jóvenes no son solo victimarios como los presentan muchas veces, sino víctimas de delitos,  crímenes de persecuciones e inclusive de políticas o de estigmatizaciones sobre estilos de vida. Asimismo, está el caso de México donde desaparecieron y asesinaron a 43 jóvenes por protestar, y los casos de Brasil, Argentina, Perú y Bolivia, esta es una realidad continental. Esto nos debe llamar no solo a una reflexión sino a una acción, y por eso esta Bienal se propone reflexionar pero también  accionar, se propone pensar, pero también impulsar prácticas.

¿Y el caso de Colombia en materia de derechos y vulneración?

En Colombia  se han superado algunas situaciones que realmente han escandalizado y han sido horrorosas como los falsos positivos. También, sabemos que muchos niños y jóvenes son víctimas de desplazamientos forzados, de manipulación de diferentes grupos armados que aún viven y que están recluidos en barrios periféricos marginales de las principales ciudades del país.

¿Qué pasa con los niños y jóvenes migrantes?

Este es otro drama que viven los niños y los jóvenes que migran solos a los Estados Unidos o son enviados por sus padres desde sus países de origen, porque no los han podido llevar con ellos. Deben migrar desde el Ecuador, Perú Bolivia, El Salvador y desde todo Centro América, y al llegar a la frontera entre México y Estados Unidos quedan detenidos y viviendo situaciones no solo de estigmatización sino de degradación  humana.

Después de reunir a expertos y a ponentes que velan por la infancia y la juventud de América Latina, ¿qué es lo que esperan de la Bienal?

Esperamos potenciar y producir el encuentro entre comunidades que no suelen estar juntas en un evento multiactoral y multisectorial, es decir investigadores, agentes de políticas públicas, jóvenes, niños, organizaciones que trabajan con estas poblaciones y medios de comunicación. También, pretendemos producir recomendaciones específicas, pertinentes y significativas en políticas públicas. Además, fortalecer las redes en América Latina de expertos en política pública, las relaciones entre los colectivos juveniles y las expresiones artísticas, culturales y estéticas de los niños.

*Docente Programa de Comunicación Social y Periodismo. Universidad de Manizales.

*Integrante comité de comunicaciones I Bienal Latinoamericana de Infancias y Juventud.