3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

‘The New York Times’ pide en su editorial el fin del «insensato» bloqueo contra Cuba

12 de octubre de 2014
12 de octubre de 2014

El diario ha resaltado que por primera vez en más de 50 años, ambos países pueden revisar sus relaciones bilaterales. «Un importante cambio de política podría llevar a un éxito significativo en política exterior», ha afirmado el respecto al fin del bloqueo estadounidense a Cuba.

En este sentido, ‘The New York Times’ ha repasado y valorado de forma positiva los cambios realizados por el Gobierno de Raúl Castro en materia económica, que durante los últimos años ha impulsado la inversión extranjera y el empleo privado.

En el plano político, el periódico estadounidense ha criticado que el Gobierno cubano «continúa maltratando y deteniendo» a opositores y ha asegurado que «todavía tiene que explicar las circunstancias sospechosas que rodean la muerte del activista político Oswaldo Payá’.

Sin embargo, el rotativo ha valorado que durante los últimos años se han liberado numerosos presos políticos, además de que las restricciones de viaje se han relajado durante el año pasado, permitiendo que reconocidos disidentes hayan viajado al extranjero.

«Estos cambios demuestran que Cuba se está preparando para una era post embargo», ha afirmado. «Obama debe aprovechar la oportunidad para darle fin a una larga era de enemistad y ayudar a una población que ha sufrido enormemente desde que Washington pusiese fin a las relaciones diplomáticas en 1961», ha subrayado.

El editorial del prestigioso diario estadounidense aseguró: “Por primera vez en más de medio siglo, cambios en la opinión pública estadounidense y una serie de reformas en Cuba, han hecho que sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato”.

Aseguran que el presidente Barack Obama debería darle un giro a la actual política de bloqueo hacia la isla. “Obama debe aprovechar la oportunidad para darle fin a una larga era de enemistad, y ayudar a un pueblo que ha sufrido enormemente”, asegura The New York Times.

El periódico manifiesta que el gobierno de Cuba ha implementado reformas importantes para tratar de contrarrestar la crisis que vive a raíz del embargo, como la de permitir que ciudadanos se empleen en el sector privado o vendan sus pocas propiedades.
Afirma el diario que Cuba ha estado jugando un papel protagónico en las negociaciones de paz con Colombia y que ya no existen supuestos vínculos del régimen de los Castro con grupos ilegales.

“Como primer paso, la Casa Blanca debe retirar a Cuba de la lista que mantiene el Departamento de Estado para penalizar países que respaldan grupos terroristas. Actualmente, las únicas otras naciones en la lista son Sudán, Irán y Siria. Cuba fue incluida en 1982 por su apoyo a movimientos rebeldes en América Latina, aunque ese tipo de vínculos ya no existen. Actualmente, el gobierno estadounidense reconoce que La Habana está jugando un papel constructivo en el proceso de paz de Colombia, sirviendo de anfitrión para los diálogos entre el gobierno colombiano y líderes de la guerrilla”, indica el editorial.

Finalmente se señala que un acercamiento con la isla más poblada del Caribe que incentive el desbloqueo del potencial de los ciudadanos de una de las sociedades más educadas del hemisferio, “podría representar un importante legado para la administración. También ayudaría a mejorar las relaciones de Estados Unidos con varios países de América Latina y a impulsar iniciativas regionales que han sufrido como consecuencia del antagonismo entre Washington y La Habana”.

Además, el diario ha subrayado que durante los últimos años se ha producido un cambio en la opinión pública de los cubanos residentes en Estados Unidos, que se muestran cada vez más abiertos a la idea de una mejora de las relaciones bilaterales y el fin del bloqueo.

Medidas para mejorar relaciones

Como primer paso, el diario ha instado a Obama a eliminar a Cuba de la lista del Departamento de Estado de países que financian organizaciones terroristas, entre las que se incluye a Siria, Sudán o Irán. «Cuba se puso en la lista en 1982 por respaldar a grupos terroristas de América Latina, algo que ya no hace», ha explicado.

‘The New York Times’ también ha recordado el papel que está desempeñando el Gobierno cubano en las negociaciones de representantes del Ejecutivo colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que están teniendo lugar en La Habana.

Otra de las medidas que ha defendido el reconocido periódico y para la que Obama no necesitaría el visto bueno del Congreso es la de permitir la financiación de empresas privadas cubanas y aumentar los límites de las remesas, además de ayudar a las empresas estadounidenses que han mostrado su interés en desarrollar la red de telecomunicaciones de la isla.

Consecuencias positivas

El diario ha destacado las consecuencias positivas que conllevaría para Estados Unidos la restauración de los lazos diplomáticos con Cuba, entre las que se encuentra la mejora de cooperación ante los flujos migratorios, la vigilancia marítima y la seguridad de las infraestructuras petroleras.

También permitiría la mejora de las relaciones con otros gobiernos latinoamericanos «y resolver unas molestias que han obstaculizado iniciativas en el hemisferio». Por ello, el diario ha instado a Obama a asistir a la Cumbre de las Américas pese a la presencia de Cuba, ya que supondría «una oportunidad para hacer historia».