25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Manos sucias» llega a las pantallas de cine

10 de octubre de 2014
10 de octubre de 2014

manos sucias

El filme narra el transporte ilegal de 100 kilogramos de cocaína, con destino a Panamá, que llevan a cabo dos hermanos en una lancha por el Océano Pacífico. Jacobo y Delio trasladan el cargamento ilícito dentro de un ‘narco-torpedo’ que permanece hundido bajo el mar y vinculado a la embarcación por medio de una cuerda. Durante la travesía, los hombres sufrirán las consecuencias emocionales que causa el peligroso negocio del narcotráfico.

‘Manos Sucias’ recibió el premio a ‘Mejor Nuevo Director’ del reconocido festival internacional de cine Tribeca 2014 y se estrenó el hoy en las salas de cine del país.

Tres hombres se embarcan en un viaje por aguas oscuras y turbias del Pacífico, a bordo de una lancha que arrastra bajo el agua un narco – torpedo lleno de 100 kg de cocaína.

Dispuestos a arriesgarlo todo, estas tres personas que tienen la apariencia de pescadores, confían en que esa será la gran oportunidad que les de la vida. Es la historia de «Manos sucias», una película que muestra un pasaje de la dura realidad de nuestra Colombia, azotada por el tráfico internacional de drogas.

Según un comunicado de sus realizadores, «Manos sucias» está desde ya en 18 salas de cine de las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Buenaventura, Cartagena, Palmira, Armenia, Cúcuta y Tuluá.

En su premier en Bogotá, la película recibió buenos y conmovedores comentarios, según el comunicado, en cual recuerda de la cinta colombo-americana fue rodada en el Pacífico colombiano, dirigida por Josef Kubota Wladyka y protagonizada por Jarlín Martínez y Cristian Advincula.

Su éxito ya es tal que fue seleccionada para representar a Colombia en los Premios Goya 2015, según la Junta Directiva de la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas (ACACC). Estuvo en competencia junto a las películas Mateo de María Gamboa y Los Hongos de Oscar Ruiz Navia.

 

Tres hombres que se embarcan en un viaje por las aguas oscuras y turbias del Pacífico que conducen una lancha arrastrando bajo el agua un narco – torpedo lleno de 100 kg de cocaína. Simulando ser pescadores y como única guía siguen unas coordenadas misteriosas que los llevara a un viaje inesperado. Dispuestos a arriesgarlo todo por la oportunidad de una vida mejor, MANOS SUCIAS nos muestra la vida, poco pacífica, en el escalafón más bajo de la cadena del tráfico internacional de drogas.

Josef Kubota Wladyka – Director

Josef Kubota Wladyka, nació en Fairfax, Virginia el 21 de septiembre de 1981. Estudió dirección de cine en NYU y comercio en la Universidad de James Madison. Ha realizado algunos comerciales para televisión y más  de 10 cortometrajes, entre ellos Klaudia, Huey, Gary y Solidarity. La nacionalidad de sus padres, él polaco y ella japonesa,  ha influenciado de manera especial su vida y sus intereses. Junto con sus dos hermanos creció viendo películas de Kieslowski, Wajda, Ozu y Kurosawa, y esto lo llevo a una intensa curiosidad por las personas y diferentes lugares del mundo. Por eso, Joe – como le dicen sus amigos – llegó a Colombia para rodar una película.

¿Cómo llegó a la historia de Manos Sucias?

En 2006, viajé con un amigo. Éramos dos jóvenes buscando experimentar algo nuevo con la vida. Nos montamos en botes con pescadores a descubrir la costa de Ecuador y Colombia. Los nativos compartían historias de tanques de cocaína llegando a sus orillas y como el narcotráfico afecta sus comunidades pesqueras. Entre más continuábamos hacia el norte en Colombia, obtuve mas historias acerca de narcos, paramilitares y guerrilleros que acosan a las personas de esta región. Cada historia actuaba como una imagen de una hermoso denso y complicado mundo. Como cineasta, quiero abrir una ventana a un mundo desconocido. Después de este viaje inicial, estuve 5 años viajando de ida y vuelta al área con un amigo de la región. Regrese a las casas de las personas que habíamos conocido, y escuche sus historias personales de cómo sus vidas permanecen arraigadas en el medio del narcotráfico. Estas son historias que crecieron para ser Manos Sucias.

Escribió Manos Sucias con Alan Blanco, ¿quién es él?

Alan era mi compañero de clase en NYU y empezamos a colaborar en nuestro tercer año de clases. Él me ayudo a editar un corto y se encargó del diseño de sonido en un comercial que yo dirigí. Nos dimos cuenta que teníamos las mismas sensibilidades y gustos en nuestro arte. Había estado trabajando independiente en el libreto de MANOS SUCIAS por más de un año, pero tuve problemas centralizando y desarrollando la trama. Después de una investigación intensa en Buenaventura y Tumaco, le pedí a Alan ayudarme a escribir para darle forma a la historia y los personajes. Construimos la historia basada en toda mi experiencia e investigación sobre los años pasados. La trama fue inspirada en el viaje de un hombre de la vida real en una lancha rápida; los personajes crecieron orgánicamente de todas las personas diferentes que conocí por medio de mis viajes. Completamos el primer borrador unos meses después. Sabía que Alan tenía un ojo increíble y que era un cinematógrafo talentoso así que ambos decidimos que el grabaría también la película. Especialmente porque conoce el libreto, el ofreció mucho a la película visualmente. Fue una colaboración fantástica y me encanta como se ve la película.

Buenaventura es una ciudad con muchos conflicto. ¿Cómo fue el rodaje?

No es un secreto en Colombia que en Buenaventura hay algunos problemas sociales y políticos. Nuestro equipo principal – Alan Blanco, Elena Greenlee, Márcia Nunes, y yo – sabíamos que si íbamos a hacer una película allá debíamos tener una actitud positiva y una cierta sensibilidad para ser bienvenidos. No hay una infraestructura cineasta en Buenaventura así que desarrollamos talleres de producción para la comunidad durante nuestra pre-producción, e invitamos a muchos de nuestros estudiantes a actuar y hacer parte del equipo de la película. Por lo tanto nos dieron acceso a rodar en comunidades desplazadas y en áreas donde nunca nadie ha filmado antes. Lo que al principio parecía como un reto se convirtió en una hermosa colaboración con la gente de Buenaventura. Es una de las cosas de las cuales me siento mas orgulloso.

¿Cómo fue su relación con Cristian Advincula (Delio) y Jarlin Martínez (Jacobo) los actores de la película?manos sucias

Mis actores principales y yo compartimos una relación muy personal. Dado el contexto de la historia dependiendo lo que pasaba y como rodábamos fue necesario estar conectados en un nivel muy íntimo. Compartimos historias de nuestras vidas, y no nos guardamos nada. Sabía que si íbamos a tratar de obtener las mejores actuaciones, teníamos que mantener y compartir una confianza incuestionable los unos con los otros. La película está enfocada en dos hermanos, y puedo decir que todos nos volvimos hermanos haciendo esta película. Fue realmente una colaboración colectiva y siempre lo voy a recordar.

¿Por qué Spike Lee es el productor ejecutivo de MANOS SUCIAS?

Spike enseño dirección en nuestro tercer año en NYU. Le había dicho de mi idea de una película en Colombia y continúe mostrándole mis investigaciones y libretos mientras se desarrollaba la historia. A él inmediatamente le gustó la idea y creyó que esta película podría ser poderosa ya que muestra un lado de las drogas que nadie ve. Él ha apoyado la película desde el principio y a través del proceso. Por eso, estoy increíblemente agradecido. Spike es mi mentor y lo respeto mucho. Me permitió trabajar en algunas películas de él, lo que fue una experiencia increíble porque pude ver directamente como trabaja un director legendario. Esto fue la experiencia perfecta para aprender. Cuando Spike vio la película en su forma final, él estaba muy orgulloso de mi equipo y de lo que habíamos logrado. El elogió las actuaciones y la fuerza de la historia. Nunca olvidare cuando me dijo, “todos esos años de trabajo duro, están en la pantalla.”

¿Qué tipo de cine le gusta?

Me gusta todo tipo de cine. Desde el éxito en la taquilla hasta el independiente artístico y meditativo. Realmente no discrimino. Vimos varias películas como referencia para hacer MANOS SUCIAS, unas fueron filmadas en locaciones similares con elementos similares al género. Algunos de las películas que referenciamos son  Apocalypse Now, No Country for Old Men, War Witch, Lawrence of Arabia, y muchos otros de los hermanos Dardenne y Jacques Audiard. A Prophet es una película increíble!

El cine colombiano está pasando por un buen momento en su participación en festivales, pero eso no se ve reflejado en las salas de cine. ¿Qué opina de esto?

Realmente no sé porque las películas colombianas no son muy bien recibidas en los teatros. Yo creo que el problema son las películas americanas que influencian el mundo entero y las personas no se ven expuestas a el cine de su propio país. Es una pena porque creo que hay muchas películas de valor inmenso siendo hechas en Colombia y un nuevo movimiento de cineastas independientes con el potencial de cambiarle la cara a las películas.

Cristian Advincula (Delio)

Delio, tiene 19 años, es un joven enérgico, carismático e inteligente. Vive en Buenaventura, y aunque debería estar estudiando le fascina el mundo del rap. No quiere que nada le impida  seguir su sueño de ser un cantante famoso y un hombre poderoso que puede cuidar de su pequeño hijo.

Cristian estudia artes escénicas en la Universidad del Valle Sede Pacífico. Tiene 22 años y seis hermanos, tres hombres y tres mujeres. Su padre, tuvo hijos fuera del matrimonio, pero Cristian no los conoce aún. Un profesor de la universidad convocó a los hombres de la carrera para contarles que estaban realizando un casting para una película. Se presentaron diez candidatos. Cristian realizó la prueba, lo volvieron a llamar, y quedó para el papel de Delio. “Recuerdo que Joe me llamó porque le había llegado chismes de que yo era un borracho; pero nada es verdad, yo quiero es salir adelante, ayudar a mi mamá, ella hace todo con mucho esfuerzo. Ya que no puedo pagárselo en dinero, se lo quiero pagar con mi corazón”, nos cuenta Cristian.  De su trabajo con Darlin, Jacobo en la película, afirma: “estuvimos siempre juntos en el hotel, compartiendo el cuarto, nos dábamos consejos, y eso nos sirvió mucho: leíamos el guión entre los dos, nos preguntábamos, ensayábamos juntos y toda esa relación la llevamos a la grabación”.

Después de su experiencia en MANOS SUCIAS quiere dedicarse más a la actuación que a enseñar teatro, “estoy feliz y contento, le estoy diciendo a Dios que ojalá la película sea taquillera y le encante a la gente para que todos los que hicimos parte de la producción, nos conozcan, nos den apoyo, brinden trabajo y demostrar que Buenaventura no es violencia, sino que los porteños tenemos talento. Mostrarle al mundo entero, que hay jóvenes que tenemos sueños y soñamos en grande”, afirma emocionado Cristian.

Jarlin Martínez (Jacobo)

Jacobo, tiene 30 años, es un pescador afro-colombiano de la costa pacífica, tiene toda la historia de una vida dura en su mirada, ha visto a su comunidad cambiar demasiado en estos tiempos y ha hecho cosas que le gustaría no recordar. Vive ahora en Buenaventura y sueña con dejar su pasado y migrar a Bogotá. Fuerte, ambicioso y sensato.

Jarlin nació en Cali el 14 de marzo de 1983 en Cali.  Cuando su padre murió a sus cinco años, decidió irse a vivir a Buenaventura. Empezó declamando poesía en los barrios, promovió talleres de cultura y un día se encontró con un Taller de Formación de Creadores del Litoral Pacífico. Se conectó con la actuación y estuvo cuatro años estudiando, montando varios obras, entre ellas Viva el sexo y Con carne y sin pescado.

“Pasé por un momento de mi vida donde pensé que era muy mal actor… me desconecté de eso. Me puse a pintar, a vender cd’s en las calles, vender pan, en lo que fuera. Entré al gimnasio y empezaron a salirme casting de modelaje con Carlos Arturo Zapata, en Cali Expo Show, Le Collezione, Edwin de Angelo y otros”. Después decidió viajar a Bogotá – como lo sueña su personaje – y Karent Hinestroza  e Indira Serrano, se convirtieron en sus madrinas. Conoció a su actual manager Deisy Marroquín, quién le contó del casting de MANOS SUCIAS. “Joe conoce más el pacifico que muchos de los habitantes y eso me hice sentir un poco ignorante. Él no la juzgó, la vio sin prejuicios, la aceptó y la acogió como si fuera de él.  Llegó a Buenaventura a leerla. Es un ser humano muy sensible, con mucho tacto, y permite que el actor proponga y crezca”.

Con respecto al trabajo con el director, nos contó: “Josef se sentó a mi lado como un guía en la escena más difícil – cuando lloro por la muerte de mi hijo – me dijo lo que yo necesitaba oír para que la escena estallara. Es un director preocupado, y eso es muy saludable para uno con artista”.

A Cristian, su hermano en la película, lo conoce hace mucho. “Cuando Joe nos juntó para hacer el casting, fue muy difícil, no sentía química con él. Éramos opuestos, no nos entendíamos y eso fue lo mejor, porque así eran los personajes. Estaba pasando por un momento muy difícil emocionalmente y cuando empecé a compartir tantos espacios con Cristian me encontré con un chico maravilloso, que sabe lo que quiere y tiene mucho tesón. La verdad ser honesto y bueno en estos barrios es casi imposible y él lo es. Lo siento como un hermano para mí”.

El viernes 14 de marzo – día de su cumpleaños – verá por primera vez MANOS SUCIAS. “Lo más importante era hacerlo bien; es una responsabilidad social mostrar el dolor, la tristeza. El narcotráfico ha traído mucha muerte. No te puedo decir en palabras lo que se siente. Es como cuando has perdido todo el sentido de lucha por lo que quieres…cuando esté sentado para verla voy a sentir que sí se puede y que Dios me bendice…que soy un gran bendecido…Me voy desplomar pero de la alegría”.

FICHA TÉCNICA

Género: Drama/Suspenso

Duración: 82 minutos

Año: 2013

Director: Josef Kubota Wladyka

Guión: Alan Blanco y Josef Wladyka

Reparto: Cristian Advincula, Jarlin Marinez, Manuel David Riascos, Fernando Borja y Hadder Blandón

Productor Ejecutivo: Spike Lee

Dirección de Arte: Sofía Guzmán

Dirección de Fotografía: Alan Blanco

Director de Casting: Manuel Viveros

Sonidista: Edwin Angulo

Vestuario: Canela Tobón

Sonido: Dolby 5.1

Cámara: Alan Blanco

Locaciones: Buenaventura y San Cipriano

Co – Producción con el Colecitvo Grupo Creativo – Mirlanda Torres y Carolina Caicedo – Tenacious y Kubota Films – Elena Greenlee y Marcia Nunes y el apoyo de Cine Colombia y Caracol Televisión.