27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

16 de octubre de 2014
16 de octubre de 2014

arturo yepes

¿No les parece una posición demasiado dogmática? Se sobreentiende que los partidos políticos son un foro abierto y que a este tipo de eventos no sólo se llega a debatir sino a discrepar, marcando incluso distancias entre sus partidarios. De modo que allí hay que asistir con unas rodilleras regaladas por Santos? Arturito: te estás volviendo muy sectario sin justa causa.

¿Arias para Aerocafé?

En los medios políticos de Manizales se rumora (¿o rumorea? que el ex gerente de Emas, Roberto Arias Aristizábal, suena para la gerencia de Aerocafé. Arias se ha convertido el candidato para todo. Se mencionó hasta última hora para la gerencia de la Industria Licorera de Caldas. Estuvo a punto de designarlo el gobernador Gutiérrez pero le dijeron que era inconveniente porque tenía pendiente una investigación por el escándalo de las sillas del Estadio Palogrande. Y como ahora está vacante la gerencia de Aerocafé, el hombre suena más que un cascabel en diciembre. Se percibe la sensación de que en Caldas no hay quién más ocupe los cargos importantes. Pero es obvio que Arias aspire a ese puesto. Por administrar un lote y una burocracia parasitaria, tiene un maravilloso sueldo de ejecutivo que atrae como moscas al dulce a lagartos de todas las pelambres.

Me pica la lengua

Duván Marín

-El representante Mario Castaño atacó de frente a quienes practican la doble moral en Caldas. Hizo referencias directas a la Corporación Cívica de Caldas y el Comité Intergremial por no acompañar como debe ser su propósito los grandes proyectos regionales. Castaño Pérez recordó que los miles de millones de pesos que  no fueron invertidos en Aerocafé no fueron propiamente desperdiciados por los exsenadores Omar Yepes y Victor Renán Barco. El dirigente liberal llamó la atención de los caldenses con la actuación de los orientadores de los gremios, como quien dice “ni trabajan ni prestan el hacha”…

-Va tan en serio y con pasos agigantados
la gestión política de Mario Castaño, que ya no habla de obtener las mayorías para ocho o nueve alcaldías con sus candidatos, sino de catorce en las elecciones de octubre de 2015. El contador no pierde tiempo y avanza en el estudio de hojas de vida de quienes podrían ser postulados en los municipios desde el liberalismo democrático como él lo llama y hace cuentas de las posibilidades que tiene su organización. Algunos se atreven a opinar que Castaño camina hacia la definitiva sucesión partidista del fallecido senador Víctor Renán Barco López…

-La derogatoria del impuesto a la seguridad
que es cobrado en Manizales a los propietarios de líneas telefónicas y alternas desde la administración del exalcalde Luis Roberto Rivas y que fue aprobado por el concejo de la época, será una de las tareas que prometió el próximo presidente de la corporación, Francisco Javier González. Otros concejales prometieron lo propio y pese a los debates no ha sido posible “tumbar” el discutido y antipopular tributo que contrariados pagan los contribuyentes, porque es un cobro que ha servido para sostener a varios empresarios privados y una burocracia que no cumple con los objetivos para el cual fue creado. Veremos si González Sánchez toma esa como bandera desde la presidencia a partir del 1 de enero. Será posible?…

-Las relaciones entre el ejecutivo
y los que hicieron minoría en el Concejo de Manizales no son las mejores. Así lo han expresado hasta los mismos que perdieron la elección de la mesa directiva para el 2015. Dicen que no saben cómo será el análisis y eventual aprobación de los proyectos de acuerdo que presente en el último tramo de su mandato,  el alcalde Jorge Eduardo Rojas. Para tender un puente sin averías, será fundamental el trabajo del secretario general del municipio Carlos Arturo Agudelo quien este año logró entendimiento para sacar  adelante las iniciativas. Ojalá el comportamiento entre las partes no esté en detrimento de las propuestas destinadas al beneficio comunitario. Los concejales que quieren repetir tendrán que analizar juiciosamente lo mejor para el municipio. Allá ellos porque la gente no perdona en las urnas…

-“El plan de retiro voluntario presentado
por la administración de la Industria Licorera de Caldas es eso, voluntario, y a nadie obligan a que lo rechace o lo acepte”, así lo reiteró el gerente de la empresa Jorge Iván Orozco Hoyos una vez los directivos sindicales mostraron las cifras para confrontar y contrarrestar el ofrecimiento oficial. La realidad es que las diferencias son muy grandes, pero es una de las fórmulas que tiene la destilería para el salvamento financiero. De lo que sí están seguros los trabajadores es que el panorama de hoy es muy distinto al que presentó ante los gremios y los medios el exgerente Bruno Seidel…

-La Feria de Manizales contará con el patrocinio
de la Licorera de Caldas con una importante inversión, la misma que puso en duda el anterior gerente. Y es que no puede ser que una feria de manizaleños no tenga en su principal empresa el principal promotor de los eventos centrales de la programación. Sabemos que por ejemplo el Festival Nacional de la Trova regresará a su escenario natural, la Plaza de Bolívar como lo solicitó el gerente Jorge Iván Orozco Hoyos, como era lógico para un concurso autóctono con grandes repercusiones en el país que el año pasado fue tirado a la galería…

-Hoy, cuando el Once Caldas acusa la falta de un buen volante de creación a algunos comentaristas-hinchas del blanco, blanco les dio por promover la contratación del vallecaucano Giovanni Hernández, suplente de Uniautónoma y quien precisamente dio sus primeros pasos en la primera división en el cuadro de Manizales a sus 17 años, al que llegó a préstamo del América que lo tenía tasado en un millón de dólares. Que no vaya a suceder como con Arnulfo Valentierra quien fracasó en su intento de ser el mismo al regresar al once caldense después de su paso por  América y el fútbol del exterior, con más kilos y sin el fútbol que lo hizo figura…

– La chiqui pregunta: Será que las autoridades
de tránsito en Manizales son capaces de poner en práctica el cobro de 308 mil pesos a quienes sorprendan chateando o hablando por celular mientras conducen?.