26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo de don Jorge Eliécer

5 de octubre de 2014
5 de octubre de 2014

1Es muy lamentable para el periodismo local que a través de los estrados judiciales se ventile un caso de la magnitud que ha tomado el juicio contra Jorge Eliécer Orozco Dávila, ahora imputado por calumnia grave, mediante denuncias instauradas por su colega Óscar Gómez Agudelo. Este proceso ya se fue adelante y no tiene reversa aparente, pues los términos para una conciliación se agotaron.

Jamás he sido el mejor amigo de don Jorge Eliécer, al contrario, creo que me odia y desconozco la razón; alguna vez dijo que una de mis hijas era “testaferra” en labores de publicidad, y me sentí agredido en lo más profundo cuando mis hijos han sido pioneros de este proyecto periodístico; también  sé que ha dicho muchas cosas más; siempre, y que yo recuerde, siendo ajeno a su amistad, alzó la voz contra muchos colegas. No me alegra lo que está sucediendo, ¡ni más faltaba!,  pues a nadie le gusta ser llamado a estos líos con la justicia, y más cuando tienen que ver con fiscalías y jueces penales, pero así es la ley, y la ley se hizo para cumplirla, no para evadirla.

Cuando la campaña política

2Aún retumban en mis oídos, y  a través de mi mente repaso los escritos de todo lo dicho por Orozco Dávila y otros colegas más en contra de la actual señora gobernadora cuando era candidata, e, inclusive, contra César Augusto Pareja y su hermano. Prepago, aliada con bandidos narcotraficantes, mujer de poca monta etc.,  etc. De los Pareja Giraldo decían que eran aliados de narcotraficantes, paramilitares, delincuentes, homicidas, bandidos, ratas de alcantarillas; los señalaron de lo peor y hoy comen en el mismo plato; la gobernadora y los Pareja Giraldo se olvidaron de la forma como mancillaron su honor; sin embargo, en medio del cinismo se refugiaron al lado de quienes tanto denigraron; así son las ansias de poder. Obviamente, respetando la decisión de la gobernante,  y la falta de vergüenza de quienes fueron recogidos desde el despacho del piso 19.

Personalmente me he sentido afectado y ofendido por algunos periodistas, no todos. Recuerdo que con motivo de la muerte de Rommel Hurtado, un conocido director de medios dijo que yo era aliado de los autores materiales del asesinato, lo que  me llevó hasta las puertas de la Fiscalía a presentar una denuncia penal que, finalmente, no cristalice por petición de mi familia, que se sentía maltratada por este personaje. Casos son muchos. Aún sabiendo que no soy hueso gustador de Orozco Dávila, en varias ocasiones abusé de la amistad que tengo con Óscar Gómez Agudelo y le sugerí, no una, sino muchas veces, que desistiera de la denuncia; Óscar fue y ha sido claro: “Iré hasta las últimas consecuencias”,  y su palabra se está cumpliendo, y va hasta el final, pase lo que pase. Hoy los jueces tienen la palabra.

Con la muerte de una comerciante volvemos al mismo tema

3La Policía no puede colocarle un vigilante a cada ciudadano, sería imposible. Uno escucha en la calle voces comunes  y corrientes expresando que falta autoridad, falta vigilancia, pero sería imposible para la Policía poner uno o dos agentes en cada cuadra, en cada manzana,  para controlar y vigilar nuestra seguridad.

La muerte de la comerciante Elizabeth Cano en la tarde del miércoles así lo demuestra, como dice el artículo sobre su vil asesinato que ocurrió casi al frente de la Universidad la Gran Colombia, a media cuadra, o, también, casi al frente de Unicentro, a pocos metros de la carrera 14, debajo de un reconocido lugar donde se degusta un rico café y el cual es y era ampliamente concurrido a esa hora del día. Se supone que por el entorno era imposible para cualquier sicario o ladrón atentar contra la vida de cualquier persona y, precisamente, a esa hora, cuando aún el sol era radiante en la ciudad. Una muerte totalmente absurda y en la cual las autoridades ponen todo su empeño para descubrir al o a los autores del vil homicidio de la dama.

Me tomé un tinto con Carlos Mario

4Amable, tranquilo, reposado, seguro de los pasos que viene dando, encontré esta semana a Carlos Mario Álvarez, exfuncionario del municipio y exdirector y coordinador de varias campañas políticas en la región, ahora ungido por cientos de sus seguidores como probable candidato a la alcaldía de Armenia. Le acepté la invitación a degustar un tinto en una de las cafeterías de la ciudad. Carlos Mario es ampliamente consciente de la  responsabilidad que viene afrontando al aceptar la invitación de sus amigos a postular su nombre como una opción para regir los destinos de Armenia. De las entrañas del grupo de la alcaldesa, Carlos Mario se ve sereno y sin el afán de ser candidato, aunque la decisión ya fue tomada. Precisamente, en este mes de octubre, se hará el lanzamiento oficial de su nombre, pues sus amigos así lo estiman conveniente. Su aspiración política empieza a tomar forma; solo se espera el guiño del Parido Liberal. En Armenia se tendrá Carlos Mario para rato.

Se le cumplen los términos…

5…a don Hernando Ángel, al ser notificado por no cumplir los requerimientos y sus obligaciones ante los jueces, una vez se profirió el fallo de devolución o retorno del equipo profesional a sus dueños originales, la ciudad de Armenia.

Al señor Ángel le fue notificada la medida el viernes anterior; a partir de ese instante tuvo tres días hábiles para responder, desde el lunes hasta el miércoles, y desde ayer jueves comienza ya el recorrido final de este proceso que se ha dilatado y que seguramente  se seguirá dilatando en procura de ganar tiempo para retrasar la entrega del equipo. Ya existe un fallo en firme y sin regreso; lo único que tiene que hacer don Hernando Ángel es devolver al querido Deportes Quindío, o someterse a los rigores de los jueces.

Puntillazos

*Nuevamente viene sonando Duberney Pareja como un probable candidato al debate electoral del 2015.
Algunas personas me preguntan sobre qué sabemos del tema, y simplemente les respondo que nada, absolutamente nada, pues desde hace muchas semanas no tengo contacto con el ilustre abogado.

*Definitivamente nadie es profeta en su tierra. Dos casos: la árbitra FIFA Amalia Ruiz del Quindío, quien acaba de formar parte del panel de jueces que dirigió el torneo femenino en Ecuador, y donde Colombia dio la gran sorpresa.

*Amalia nació en Génova, vive en Armenia, es licenciada en educación física, pero pertenece al Colegio Departamental de Árbitros de Risaralda. Aquí, en su propia tierra, pocos conocen de su brillante palmarés en el deporte. El lunes será mi invitada al programa Hablemos del Quindío, por Telecafé.

*Y el otro personaje es Óscar Zuluaga, también hijo de Génova, ahora empresario de artistas y fiestas en los municipios; lo acogieron en la zona bananera de Antioquia y es un rey en estos menesteres en esa región, como en Caldas.

*En su departamento ni le dan la hora los alcaldes, solo los amigos que tintiamos con él. Suerte para los dos.