27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Entretelones de una metida de pata

22 de octubre de 2014

Los críticos del  alto funcionario suelen decir que ha tenido salidas tan desafortunadas que más parece una pieza clave del uribismo que un alfil del equipo de inmediatos colaboradores del Presidente Santos.

El colega Juan Paz recogió en su más reciente Reverbero estas historias a las que le hacemos eco en El Campanario de este miércoles.   

Intimidades de la declaración de Pinzón

Realmente el país sí se sorprendió con las declaraciones del ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien salió a decir que inteligencia del Ejército sabía que Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, había estado en La Habana. Dos fuentes de Palacio le confirmaron al cronista que esta información ya se había filtrado y que el escándalo sería peor si la diera a conocer alguien de la oposición… Lo que no se coordinó con Palacio fue el  momento preciso en entregar esta infidencia a los medios de comunicación.

La molestia presidencial

Un detalle que molestó demasiado al presidente Santos, es que momentos antes de la instalación del Consejo Nacional de Paz, se supo que esa información de los viajes de alias “Timochenko” a La Habana estaba en poder de varias personas, algunas de ellas muy cercanas a las Fuerzas Militares y quienes podrían buscar un efecto desmotivador, como por ejemplo hacer énfasis en que ponía al Ejército a perseguir a los terroristas de las Farc, mientras los cabecillas la pasaban bien en La Habana, al igual que el máximo alias “Timochenko”. ¿Todo a espaldas del país?

¿Bajó el tono o qué pasó?

Alrededor de todo este episodio, hay otro detalle que llama poderosamente la atención: El ministro Pinzón le bajó el tono a las críticas a las Farc. Era la cara dura del Gobierno frente a los terroristas, mientras los negociadores en La Habana mostraban el rostro conciliador. No les perdonaba ningún ataque a la población civil, ni la vida de un niño, ni la muerte de un policía o de un soldado, ni el atentado a un acueducto veredal. Les caía como con un mazo, hasta el punto que los terroristas asentados en La Habana le protestaron al Gobierno.

¿Lo mandarían a silenciar?

Esta decisión en sus reacciones y su claridad mental le generaron al ministro Pinzón un amplio respaldo entre la opinión pública y un gran reconocimiento en el empresariado. En algunos actos públicos lo aplaudían con ganas por la energía en sus planteamientos. – “Era como aquel Vargas Lleras cuando denunció en el Senado las bellaquerías de las Farc en El Caguán, en el proceso de paz de Pastrana”, le dijo a Juan Paz un congresista de la U.

¿Será que lo mandaron a silenciar, cuando algunos medios lo insinuaron como candidato presidencial?

Detención domiciliaria

Otra de El Reverbero: La Corte Suprema de Justicia le concedió la detención domiciliaria al ex congresista Oscar Arboleda Palacio, quien afronta un juicio en el alto tribunal por parapolítica. A Arboleda le revivió un cáncer y tendrá que realizarse unos exámenes, a partir de los cuales se determinará si debe ser intervenido quirúrgicamente. La salud de Arboleda se ha deteriorado mucho. Llegó el sábado a Medellín y de inmediato se puso en las manos de los especialistas.

Uno de sus abogados, José Strusberg, le confirmó a Juan Paz que la audiencia de evaluación de pruebas será el próximo 4 de noviembre, dependiendo de cómo evolucione la salud de Arboleda.

Tolón Tilín

En la vista pública se evaluarán las pruebas solicitadas por la defensa y las pedidas por la Corte Suprema de Justicia. Hasta el momento el ex congresista ha logrado desmontar una a una las acusaciones de Juan Carlos Sierra, alias “el tuso”, y sobre la famosa reunión de Bello se ha probado que estuvo diez minutos, porque salió de allí cuando comprendió quiénes la habían convocado.