27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El derecho a la intimidad.

7 de octubre de 2014

victor zuluagaEl caso emblemático lo constituye el famoso violador y asesino de centenares de niños, el famoso Garavito, quien ya cumplió la condena y seguramente saldrá a la calle y en la medida que  tiene derecho a su intimidad, es muy posible que vuelva a repetir sus violaciones debido a que éstos, en su gran mayoría, son enfermos.

Mucho es lo que tendríamos que aprender de las comunidades indígenas en lo que tiene que ver con la justicia que imparten en muchos casos: cuando se prueba el transgresión de una norma por parte de un indígena Embera, en la antigüedad era amarrado a un árbol en una intersección de caminos con el fin de que la mayoría de los miembros de la comunidad se dieran cuenta del delito que había cometido. De esta manera, podría entenderse que hay un castigo social, un repudio de la comunidad y no como ocurre en el caso de la justicia ordinaria nacional en donde el delincuente es llevado, aislado de la comunidad y luego sale con todos los derechos, incluyendo el de la intimidad, es decir, que nadie puede enterarse del delito que cometió.

La lucha de Gilma Jiménez la ha continuado su hija y es deseable que se puedan recolectar las firmas necesarias para lograr que se produzca una reforma de la Constitución en donde seguramente la inmensa mayoría de los colombianos estaríamos de acuerdo en que en primera instancia es necesario proteger a los niños de violadores y asesinos que tantas vidas han cegado de manera infame.

El derecho a la intimidad debe ser un derecho que se logra mediante un comportamiento tal que esté orientado por una ética, por un respeto a la vida y de ninguna manera debe proteger a quienes han cometido delitos atroz como es la violación y en muchos casos, asesinato de niños.

El caso más patético es el de un asesino y violador que fue condenado por su delito y luego de estar recluido vuelve a la libertad y vuelva a cometer el mismo delito de violación de una menor, con el agravante de que luego de abusar de la niña, le dio muerte de manera por demás atroz. ¿Cómo no va a ser importante que la familia que alquiló un cuarto al asesino, tuviera conocimiento de sus antecedentes para poder proteger a su familia?

La discusión sigue abierta y es deseable que haya un debate en donde intervenga la mayoría de los colombianos.

Columnas del autor

*La ignorancia es atrevida
*El hueco de La Línea
*Mucha Habana, mucho diálogo ¿y de la salud qué?
*De aniversario en aniversario.
*La mutilación genital entre los Embera.
*Entre la fidelidad y la lealtad
*De felicidad también se muere la gente…
*Zapatero a tus zapatos…
*Ver para creer.
*Represión y convicción
*Las minorías políticas y su consistencia
*Las plagas del narcotráfico.
*Yo discrimino, tú discriminas, él discrimina
*El caos vehicular
*Claro, Misterio, delirio… y paradojas
*El Día de los inocentes
*La guerras por la paz
*La salud: de cuidados intensivos a la funeraria
*Pindamá de los Zerrillos
*El doctor Pachito Santos es un hombre bueno.
*El derecho de la extrema derecha.
*No sólo de prosopopeya se vive.
*Claves para entender el paro generalizado
*El mensaje perverso de la justicia.
*El mundo de la soledad.
*Lo que nada nos cuesta, hagámoslo fiesta.
*La oposición y la democracia.
*La puta de babilonia.
*Operación candado
*El primer milagro de Chávez.
*En Venezuela: Maduro e inmaduro.
*La importancia del mito
*La locomotora de la muerte.
*Un sindicalismo anacrónico
*Un Eje que ya no es el Eje Cafetero.
*Los rollos de Santoyo
*El pasado que añoramos
*Por qué admiro al «Mira».
*La curul vacía.
*Monjas de la Madre Laura: ni diosas ni demonios
*Con lo de los cayos nos pisaron los callos.
*Crisis económica y xenofobia
*Con razón y sin razón.
*Unas de cal y otras de arena.
*Lo que no se ha dicho de Angelino.
*Y si no es la familia, ¿quién?
*Inocuas e inicuas
*¿Quién secuestró el civismo?
*Brigadas de emergencia
*De Pastrana a Uribe y de Uribe a Santos
*Generaciones de ahora que ya no dan ni la hora.
*Identidad pereirana
*La justicia ¿es ciega o se hace de la vista gorda?
*La bancarización de la salud.
*Armas para matar el hambre
*La revancha del Congreso.
*Una golondrina no hace verano
*La comedia vicepresidencial.
*A propósito de Rojas Birry
*Dos hombres y un mismo destino.
*La puerta giratoria.
*El suicidio de Amina Filali
*¿Por qué a la región cafetera le está yendo mal?
*Al caído caerle.
*Y ahora, ¿quién podrá defendernos?
*Educando a papá
*Del dicho al hecho hay mucho trecho.
*Humanizar los héroes.
*La búsqueda del paraíso
*Soñar no cuesta nada, entonces soñemos.
*No hay mal que dure cien años…
*La amnesia del doctor Ternura
*Derechos de minorías y de mayorías
*A propósito de un anónimo.
*No queremos más héroes
*Del olvido que padecemos.
*La mala leche
*La repetición de un acto sin tiempo.
*¿Bono o voto?
*La crisis universitaria.
*Pisadas de animal grande
*El perverso sentido del humor
*Una locomotora que se transformó en carreta
*Mito y realidad en la fundación de Pereira
*Entre la realidad y el deseo: la fundación de Pereira
*La impunidad parlamentaria.
*Mi renuncia al Partido Verde
*De paisaje minero a paisaje cafetero.
*El fantasma que ronda por Europa.
*Buen chiste, señor ministro.
*El «guachecito» de Mockus…
*
Perder es ganar un poco