2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Educación contaría con nuevos recursos provenientes de cuentas abandonadas en los bancos

23 de octubre de 2014
23 de octubre de 2014

“El proyecto establece que los saldos de las cuentas abandonadas corrientes o de ahorro, superiores a 67.000 pesos o 322 UVR, que no hayan tenido movimiento durante 10 años se transfieran a la Nación a través del Ministerio de Hacienda para que sean destinados a la educación”, explico Lizcano.

De acuerdo con las cifras reportadas por la Superintendencia Financiera a julio de 2014 existen en cuentas inactivas un monto de $7,45 billones.

“En la actualidad los depósitos de las cuentas abandonadas son utilizados por las entidades financieras para realizar las operaciones propias de su negocio lo cual resulta muy beneficiosos dado que pagan una tasa de interés baja y se tiene un menor riesgo. La idea con el proyecto es que esos recursos se transfieran a la nación bajo la figura de préstamo y en las mismas condiciones bancarias, de tal manera que el cuenta habiente siempre pueda reclamar su dinero en el momento que lo requiera”, dijo Lizcano.

De acuerdo con el proyecto, tan pronto una cuenta se clasifique como abandonada los recursos serán transferidos al Ministerio de Hacienda para que los asigne al presupuesto del Ministerio de Educación, en especial al programa de fomento a la educación, de tal manera que se haga productivo un bien sobre el cual el depositante no está ejerciendo propiedad, explicó el Senador.

“Con recursos cercanos al billón de pesos, que se calcula puede haber en las cuentas abandonadas, el sector de la educación podrá contar con recursos adicionales para el programa de mejoramiento educativo y de becas gratuitas propuesto por el presidente Juan Manuel Santos”, aseguró.

Algunos países como Reino Unido, Estados Unidos, Liberia e Irlanda han reglamentado el uso de los saldos en las cuentas abandonadas y dependiendo de la legislación permiten la transferencia de los recursos a la Nación en forma de préstamo, como se propone en este proyecto, o se expropian.